En Voz Baja

Más caro que Europa y Estados Unidos

La tremenda devaluación que sufrió el peso argentino durante este año tuvo graves implicancias en la economía y la vida de los argentinos.

Jueves 27 de Diciembre de 2018

La tremenda devaluación que sufrió el peso argentino durante este año tuvo graves implicancias en la economía y la vida de los argentinos. En términos generales, los precios acompañaron la trepada del dólar, que arrancó el año para el tipo vendedor en el Banco Nación a $18.65 y cotizó ayer a $39,40, pesos más pesos menos. Ese salto, que no fue acompañado por el ajuste en los salarios, salvo excepciones, hundió el mercado interno pero favoreció algunos de los principales productos exportables del país. En el rubro del turismo, el efecto devaluatorio fue terminante para quienes intentaron viajar al exterior: el costo de los paseos por el mundo se duplicó y, a veces, un poco más también. No es que hayan aumentado los precios internacionales, que incluso bajaron un poco en hotelería y pasajes aéreos, sino que la moneda nacional sucumbió a menos de la mitad respecto del dólar y el euro. Este fenómeno motivó que muchos argentinos decidieran vacacionar en el país. Sin embargo, a la hora de comparar los precios, el alojamiento en la Argentina cuesta tanto o más que en Europa o Estados Unidos, con lo que evidencia un claro manejo especulativo del sector turístico nacional ante la mayor demanda. Claro, la diferencia con irse al exterior sigue siendo el costo del pasaje aéreo, aunque en algunos casos el desmedido precio de la hotelería y otros servicios nacionales hacen que la diferencia finalmente no sea tan abultada.

La necesidad de exhibirse sin límites

Hacía tiempo que Wanda Nara no aparecía en el mundo mediático y eso no es poca cosa para quienes necesitan tener una grado de exposición permanente. Por eso, durante el día de Navidad, Wanda publicó un polémico mensaje en su cuenta de Twitter que minutos más tarde borró, tal vez arrepentida o sabedora de que unos pocos segundos en las redes sociales es suficiente. Su hijo Valentino, fruto de su relación con Maxi López, había publicado una foto con la camiseta del Inter, equipo en el que juega Mauro Icardi, esposo de la rubia. Si bien recibió miles de críticas por mostrar a sus hijos alentando siempre al club de su actual marido, la mediática dejó en claro a través del mensaje que el fanatismo viene de mucho antes y que no se trata de una rivalidad con Maxi, quién hoy juega en Vasco da Gama, de Brasil. Sin dudarlo, Wanda escribió en la red social Twitter: "Cuántas veces me juzgaron por ponerles a mis hijos las camisetas que no eran del padre. Pero, aunque la maldad exista, la verdad y la justicia también. Valu cuenta que siempre fue del Inter y que a veces lo hicimos poner camisetas por su papá". A veces se quiere aclarar, pero en realidad oscurece.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});