En Voz Baja

Estalla una interna feroz en la Afip

El retiro de la vida política de Elisa Carrió desató un estallido en el interior de la Afip, con una línea interna que no sólo se identificaba con la diputada, sino que, además, comienza a ser investigada por la Justicia a raíz de la filtración de información bajo secreto fiscal, cuyo destino era nutrir las denuncias judiciales contra los adversarios políticos de Carrió.

Martes 05 de Noviembre de 2019

El retiro de la vida política de Elisa Carrió desató un estallido en el interior de la Afip, con una línea interna que no sólo se identificaba con la diputada, sino que, además, comienza a ser investigada por la Justicia a raíz de la filtración de información bajo secreto fiscal, cuyo destino era nutrir las denuncias judiciales contra los adversarios políticos de Carrió. La causa fue anexada al expediente por espionaje a jueces, gobernadores y dirigentes que instruye Rodolfo Canicoba Corral. Y ya disparó las primeras medidas que pueden empezar a develar una trama siempre sospechada: el magistrado le exigió al organismo que conduce Leandro Cuccioli que informe todos los accesos que hayan registrado a las bases de contribuyentes desde todos los sistemas de Afip tanto el ex subdirector de Operaciones Impositivas del Interior, Jaime Mecikovsky, como el titular de Auditoría y luego de Sistemas, Néstor Sosa. La Justicia quiere saber a qué personas o empresas investigaron en los últimos cuatro años y qué datos recabaron, además de las razones funcionales que hubieran motivado las consultas. Cuando en tribunales cuenten con la información, comenzará una ronda de llamados a declaración indagatoria y por primera vez, especulan en Comodoro Py, creen que podría darse el escenario donde haya “arrepentidos” en personal de carrera.

Las vacaciones presidenciales

El presidente Mauricio Macri lleva 1.424 días en el poder. Desde aquel miércoles 10 de diciembre de 2015 en el que se sentó por primera vez en el sillón de Rivadavia, el presidente se tomó 146 días de vacaciones (en promedio, tuvo 36 días por año de descanso). El último descanso se lo tomó este fin de semana, cuando dejó la residencia de Olivos para instalarse junto a su hija menor, Antonia, y su mujer, Juliana Awada, en la residencia presidencial de Chapadmalal, en Mar del Plata. Todo eso sin contar, claro, los “retiros espirituales” que organizó con su gabinete.

Pases de facturas tras la derrota

La gobernadora María Eugenia Vidal no tuvo tiempo de digerir la derrota: un día después de las elecciones arrancaron los reproches y recrudecieron las internas dentro de Cambiemos en torno al rol que quiere ocupar como jefa de la oposición después del 10 de diciembre. Los primeros golpes vinieron de la Casa Rosada. Le endilgaron haber encarado una campaña para perder y para que Mauricio Macri no pudiera llegar al ballottage, al no cosechar más votos en el conurbano, corazón del triunfo de Alberto Fernández. Desde La Plata contrarrestraron la movida recordaron los distintos “gestos” que Vidal tuvo para con su jefe, como no desdoblar las elecciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario