En Voz Baja

El millonario negocio del juego online

Entre las 14 uniones de empresas que se presentaron la semana pasada a la licitación para ingresar al negocio del juego online en la provincia de Buenos Aires, gobernada por la macrista María Eugenia Vidal, hay un único nombre que se repite.

Martes 02 de Julio de 2019

Entre las 14 uniones de empresas que se presentaron la semana pasada a la licitación para ingresar al negocio del juego online en la provincia de Buenos Aires, gobernada por la macrista María Eugenia Vidal, hay un único nombre que se repite. Y, detrás suyo, aparece otro nombre en la sombras. El primero es el de Daniel Mautone, el empresario del juego vinculado a dos de las alianzas que buscan quedarse con un negocio que se calcula en más de 10 mil millones de pesos. El otro es el de Daniel Angelici, socio de Mautone en tres bingos. Su relación es la de dos “buenos amigos”, según describe Mautone. Entre las ofertas que oficializó el martes pasado la Lotería de la Provincia, está Casino de Victoria, de Mautone, en alianza con la multinacional sueca Bettson –dedicada al juego online y las apuestas deportivas–. El socio de Angelici también se vincula con Atlántica de Juegos, que controla cuatro bingos en el Partido de la Costa y se presentó en conjunto con Stars Interactive Limited, que tiene sede en la Isla de Man y es dueña del gigante mundial Pokerstars.net. Las suspicacias en torno a la licitación a la que se presenta Mautone se dan por su cercanía con Angelici, a quien se señala como uno de los principales operadores judiciales del presidente Mauricio Macri. Algunas fuentes del sector sospechan que Angelici está intentado ingresar al negocio del juego online de forma solapada: el presidente de Boca está expresamente inhabilitado para participar de la licitación por ser dirigente deportivo. Por ahora, Mautone y Angelici son oficialmente socios en tres salas de bingo: las de Ramallo, Pergamino y Maipú. Habrá que ver si están yendo por más negocios.

¿Se vende el auto de campaña?

En la recorrida semanal que por el interior bonaerense hace el candidato a gobernador Axel Kicillof sorprendió que el vehículo en el que viaja tuviera una lata sobre el techo. El Renault Clio gris es de su amigo economista, docente universitario y ex secretario de Relaciones Económicas de Cancillería Carlos Bianco, que un poco en broma y un poco para hacer campaña con el vehículo, subió una foto a Instagram con esa imagen. “Mi dueño me quiere vender”, anunció el vehículo en la cuenta que lleva el nombre de “kicimóvil”. En menos de un día más de mil personas respondieron, el 94% opinando en contra de la venta. El auto tiene 157.300 km recorridos y es modelo 2011 pero ahora, tras la encuesta y los cientos de comentarios, ya fue “sacado de la venta”. Dicen que Kicillof terminará la campaña arriba de ese auto y que en caso de ganar lo guardarán como una “reliquia”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario