En Voz Baja

El impuestazo de Kicillof que puede impactar en Santa Fe

La decisión de Axel Kicillof de aumentar los tributos para la carga y descarga de buques en los puertos de la provincia de Buenos Aires podría beneficiar a las terminales portuarias de Santa Fe, incluida la de Rosario.

Sábado 18 de Enero de 2020

La decisión de Axel Kicillof de aumentar los tributos para la carga y descarga de buques en los puertos de la provincia de Buenos Aires podría beneficiar a las terminales portuarias de Santa Fe, incluida la de Rosario. Aunque el lobby de los puertos bonaerenses logró reducir en un 50 por ciento la carga impositiva que el ex ministro de Economía de la Nación quería aplicar a sus operaciones, en el sector consideran que de todos modos el impacto sobre la actividad será muy fuerte por el encarecimiento de los costos. Es precisamente este detalle el que podría beneficiar a los puertos santafesinos, donde las tarifas para cargar y descargar buques serán ahora más baratas que en la provincia de Buenos Aires. Habrá que ver cómo evoluciona el comportamiento de los exportadores en las próximas semanas.

La historia detrás del “no” a un embajador

El rechazo del placer por parte del Vaticano para que Luis Bellando sea embajador argentino ante la Santa Sede tiene entretelones. En primer lugar, se trata de un hombre cercano a Gustavo Béliz, con lo cual su frustrado nombramiento como representante diplomático ante el Estado vaticano dejó en off side al Secretario de Política Estratégica. A Bellando no lo quieren en la sede de la iglesia católica por dos razones: es divorciado y además en algún momento fue parte en Río Janeiro de una comparsa, un evento del que circularon fotos. Lo que le achacan ahora a Béliz en el gobierno es que no chequeó antes cómo caería su designación. La Casa Rosada se hubiese evitado así un traspié a días del viaje de Alberto Fernández a el Vaticano.

Massa exageró con una denuncia

El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación denunció en un programa de C5N que la empresa estatal Aysa le pagaba más de tres millones de pesos por mes al club Boca Juniors, entonces presidido por el macrista Daniel Angelici, por unos palcos a los que luego invitaba a periodistas de manera discrecional. Pero Sergio Massa exageró. Horas después de su afirmación, supuestamente descubierta a partir del hecho de que su mujer, Malena Galmarini, es ahora la presidente de Aysa, se filtró el contrato en cuestión y entonces se supo que el acuerdo era por dos millones de pesos, y anual. Aunque habían fogoneado la denuncia en sus redes, después del descubrimiento tanto Massa como su mujer se llamaron a un estruendoso silencio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario