En Voz Baja

De procesado a abogado defensor

Viernes 09 de Noviembre de 2018

Todo vuelve, o quizás sea mejor decir todos vuelven. Es lo que pensaron algunos magistrados, funcionarios y abogados que fueron testigos de la reaparición en los tribunales de un letrado con un pasado en las crónicas vinculadas a la corrupción política local. Se trata de Mario Lisandro Brebbia, un militante y dirigente peronista que llegó a estar detenido y procesado por recibir coimas de la empresa Fibraca cuando era concejal de la ciudad. La causa prescribió por el paso del tiempo y el abogado quedó absuelto, razón por la cual ya no se lo puede vincular con aquel sonado escándalo. Pero su reaparición pública en los tribunales federales como abogado defensor de una persona acusada de narcotráfico, junto a otro mítico abogado del foro local apodado "El Gallego", no dejó de llamar la atención y fue motivo de más de un comentario en el foro local. Es que, como se sabe, nadie resiste el archivo.

Un tuit ofensivo y el repudio ausente

El miércoles fue el Día del Periodista Deportivo y la conmemoración desató una catarata de saludos a los cronistas especializados en esas coberturas. Pero también hubo un desubicado que en un tuit puso a esa rama de la profesión a la altura de un sicario y de un genocida, en una publicación pretendidamente graciosa. Lo grave es que se trata de un abogado que trabaja para el club Rosario Central. Y más grave aún es que haya merecido un "me gusta" de un vocal de la comisión directiva. Después, cuando el repudio de la prensa comenzó a crecer, el tuit fue borrado por el autor. Patético y condenable. La dirigencia de Central también quedó en deuda ya que si bien en privado se solidarizó con los trabajadores de prensa, no se pronunció públicamente sobre el tema.

Los fondos para las campañas

Tras las denuncias por los aportantes truchos a la campaña electoral de Cambiemos en provincia de Buenos Aires, el oficialismo y la oposición avanzan en el armado del dictamen sobre el financiamiento a los partidos políticos. El acuerdo que ya asoma en el Senado entre los bloques de Cambiemos y el PJ, propone un modelo de aportes mixto entre los fondos públicos y los privados. De acuerdo a lo que hasta el momento fue consensuado, los aportes no podrán ser anónimos y deberán hacerse a través de una transferencia bancaria, cheques o tarjetas, de manera que quede un registro de los mismos y se pueda individualizar el origen. La colaboración de las personas "humanas o jurídicas" tendrá un límite máximo del 5% de los gastos permitidos en la campaña. ¿Desaparecerán los aportantes truchos el año próximo?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});