..

En Santa Fe, los empleados públicos se escapan del trabajo al casino

A poco más de un mes de su inauguración, el flamante casino de la capital provincial volvió a ser eje de discusión parlamentaria. La Cámara de Diputados sancionó un proyecto de comunicación que pide reducir el horario de apertura al público. ¿El motivo? Dicen que los comerciantes se quejan porque están sintiendo un impacto negativo. Pero en el fondo reconocen que el chisme generalizado es que muchos empleados públicos se escapan de sus trabajos para ir a jugar.

Viernes 03 de Octubre de 2008

Santa Fe.— A poco más de un mes de su inauguración, el flamante casino de la capital provincial volvió a ser eje de discusión parlamentaria. La Cámara de Diputados sancionó un proyecto de comunicación que pide reducir el horario de apertura al público. ¿El motivo? Dicen que los comerciantes se quejan porque están sintiendo un impacto negativo. Pero en el fondo reconocen que el chisme generalizado es que muchos empleados públicos se escapan de sus trabajos para ir a jugar. Y el horario propuesto de restricción parece confirmarlo.

Concretamente, los legisladores proponen que el Estado inicie negociaciones con la concesionaria que explota el casino para que la sala de juegos del complejo del puerto local permanezca cerrada de 7 a 13. El horario coincide con el del funcionamiento de la administración pública provincial y municipal, e incluso con el de las reparticiones nacionales con sede aquí.

Mediante un proyecto de comunicación, los diputados radicales Leonardo Simoniello y Darío Boscarol, propusieron que la provincia y la Comisión Bicameral consensuen una reducción horaria en el funcionamiento, haciendo partícipes a los municipios involucrados.

Evitar escapes de empleados. Aunque formalmente no lo sostienen porque no tienen como demostrarlo, según dijo Boscarol a LaCapital, la idea es evitar que los empleados públicos se escapen de las oficinas para ir a jugar al casino.

La Cámara respaldó ayer el pedido de revisión y la apertura de negociación propuesta por los legisladores. En el comunicado en que dieron a conocer su iniciativa refirieron otra causa que también es motivo de su preocupación. "Los comerciantes nos están diciendo que sienten el impacto de un flujo de fondos que habría dejado de circular y lo atribuyen a que los santafesinos estarían destinándolos a las apuestas", dijo Simoniello.

A partir de la apertura de las actividades de los casinos en la provincia, se han detectado situaciones que merecen una discusión para lograr un servicio que por un lado sincere una oferta adecuada acerca de la temática del juego y por el otro reduzca el impacto en el resto de la actividad productiva y comercial de las zonas cercanas.

"Si bien podría ser apresurado un análisis acerca de los horarios mantenidos en la actualidad por los casinos en funcionamiento, se puede observar la innecesaria apertura de los mismos en ciertos horarios que desdibujan notablemente la perspectiva con la cual se pretendieron estas salas en su origen", dice el comunicado.

Esta fue, por ejemplo una discusión que oportunamente se mantuvo en la ciudad capital, en donde por un lado se pensó en su impacto turístico productivo, ante una clara posibilidad de aliento a este perfil y por el otro se evaluaron los del propio mercado interno.

Las ciudades participaron en la determinación de los días y horarios, adhiriendo a la ley provincial Nº 11.998, donde en su artículo 12, (inciso b) otorgaba la potestad de determinación de los mismos.

"En este sentido es que pretendemos involucrar a los municipios en esta discusión. Hoy entendemos que existen los mecanismos e instancias para discutir este tema, dentro del marco legal que condicionó la concesión, y es la voluntad de este proyecto, propiciarlos en función de atender una demanda de los distintos sectores que también viven, crecen y se desarrollan en la zona haciendo su aporte a la vida de las ciudades de la provincia", acotan.

Al hablar con LaCapital Boscarol afirmó: "No tengo forma de ratificarla pero la información que nos llega es que empleados públicos y también de la actividad privada, aunque sobre todo de los primeros, se escaparían de sus trabajos para ir a apostar. Si es así creemos que la concesionaria podría entenderlo y aceptar una discusión con las autoridades, ya que cambiar el horario sólo puede hacerse por consenso de partes."

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario