..

En menos de un mes hubo otro robo en una escuela en Casilda

Consternación de la comunidad educativa, que ve con preocupación que estos hechos se están naturalizando en la ciudad.

Martes 02 de Septiembre de 2014

A un mes del robo aún no esclarecido en la Escuela Nº 490 General San Martín, del barrio Yapeyú de Casilda, y del que dio cuenta LaCapital, un episodio similar, aunque de menor magnitud, se produjo este fin de semana en otro establecimiento del centro de la ciudad.

Se trata de la Escuela de Enseñanza Media Nº 417, Colonia Candelaria, donde autores ignorados lograron ingresar por la cocina tras romper un vidrio, y luego de sustraer una pantalla de computadora de una oficinas, desaparecieron del lugar.

Al parecer, los ladrones habían previsto robar más elementos, pero no pudieron hacerlo al activarse una alarma que aceleró su huida, al punto que hasta debieron dejar una estufa que ya habían separada para llevársela.

Indignación. Si bien los daños y las pérdidas fueron menores, la comunidad casildense se mostró consternada e indignada por este nuevo episodio delictivo contra una escuela pública. Más aún cuando el sucedido en el colegio San Martín aún está impune, pese a los reclamos de la comunidad escolar, que organizó un abrazo solidario para repudiar el hecho y pedir por su esclarecimiento.

"Todos estamos muy mal", Con esa frase, la directora de la Escuela Nº 417, Analía Funes, sintetizó la sensación que provocó lo sucedido tanto a los docentes como al alumnado, padres y cooperadores. Asimismo, manifestó su dolor y preocupación al advertir que "este tipo de hechos se están naturalizando", y adelantó que se instrumentarán medidas para prevenir episodios similares. "Esta es una escuela de puertas abiertas y donde los chicos se mueven con autonomía, por lo que lamentamos que, a partir de ahora, tengamos que restringir un montón de cosas", dijo Funes, tras sostener que "evidentemente quienes entraron al colegio a robar conocían sus movimientos", aunque prefirió no hacer mayores valoraciones sobre el tema.

Para mañana está prevista una reunión de personal para evaluar lo sucedido y redefinir cuestiones de orden interna y acciones de tipo pedagógico para trabajar el tema con los alumnos en el aula. "Este hecho nos duele a todos y creemos conveniente, más allá de ameritar una reorganización (en materia de seguridad interna), trabajar el tema con los chicos tanto en la contención como en lo educativo".

El hecho ocurrió el domingo a la madrugada, pero trascendió ayer. Las clases se desarrollaron normalmente, pero en un clima de cierta angustia. "Entraron por el patio y luego de levantar la persiana y romper un vidrio de la ventana ingresaron por la cocina. Caminaron unos metros para acceder a mesa de entrada donde sustrajeron un monitor luego abrieron la sala de dirección, donde forzaron tres cajones de un escritorio pero no se llevaron ninguna documentación", puntualizó Funes.

 

Robo en zona rural. Al robo en la escuela se sumó otro en un campo a cuatro kilómetros de Casilda.

Allí fue sustraído un acoplado tolvero y siete baterías, instaladas en tractores y cosechadoras, que estaban guardadas dentro de un galpón.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario