Información general

En Holanda, 26 mujeres pudieron haber sido inseminadas con el esperma incorrecto

El instituto médico UMC, de Utrech, advirtió a las pacientes que podrían haber fecundado sus óvulos con un donante distinto al elegido

Jueves 29 de Diciembre de 2016

Un centro médico holandés ha puesto en marcha una investigación después de descubrir que al menos 26 mujeres que estaba tratando por infertilidad pudieron haber sido fecundadas con el esperma de un hombre distinto al que habían escogido para ser el padre. La investigación abarcará los tratamientos de fertilidad que tuvieron lugar entre mediados de abril de 2015 y mediados de noviembre de 2016 en el Centro Médico Universitario (UMC) de Utrecht. UMC describió la confusión como un "error de procedimiento".

La fecundación in vitro (FIV) a esas parejas se llevó a cabo entre abril de 2015 y noviembre de este año. Esta técnica de reproducción asistida consiste en conseguir, en un laboratorio, que un espermatozoide fecunde el óvulo, y después introducir los embriones en el útero para lograr un embarazo.

Las mujeres recibían un tipo de tratamiento de fertilidad conocido como inyección intracitoplasmática de espermatozoides (Icsi). Se diferencia de la fertilización in vitro (FIV) en que un solo esperma se inyecta directamente en un óvulo, en lugar de la fertilización que ocurre en una placa de Petri donde muchos espermatozoides se colocan cerca de un óvulo. En alguna parte de ese proceso, el UMC reconoce haber fallado y que es posible que haya inseminado con los espermas erróneos o introducido los embriones equivocados en la mujer equivocada.

El hospital de Utrecht intenta quitarle importancia al asunto y dice que "es poco probable" que todas esas parejas sean víctimas de este error, aunque reconoce que "no es imposible". Todas esas mujeres han acudido al centro médico para conseguir un embarazado asistido porque no son fértiles o lo son, pero con dificultades para lograr un embarazo.

En declaraciones a la agencia NOS, un portavoz del hospital calificó lo ocurrido de "error humano". Se utilizó una aparatología ya usada en otro caso para el mismo propósito. "El esperma de un tratamiento previo estaba aún en la herramienta y puede haber terminar en la fecundación de los óvulos en los siguientes casos", explicó.

Todos los afectados por el error han sido contactados. "Hemos sido tan transparentes como fue posible", dijo el portavoz de UMC, Paul Geurts, a CNN.

Aseguran que el procedimiento se detuvo hace unas semanas, tras descubrir que se estaba cometiendo el error. La mitad de las 26 mujeres que recibieron el tratamiento durante el último año han logrado quedarse embarazadas, o incluso han dado a luz. Los otros 13 embriones siguen congelados, pero hay riesgo de que los óvulos no hayan sido fertilizados por el esperma del padre previsto. Por lo que está en manos de las parejas decidir si seguir adelante con el proceso, o volver a intentarlo desde cero.

Este tratamiento se realiza bajo anestesia local y la tasa de éxito es de entre 15 por ciento y 25 por ciento.

El hospital inició ya una investigación e informó a las parejas involucradas sobre todo lo que está pasando, así como a la inspección de Sanidad. También se ha comprometido a atender a cada una de las parejas y adaptarse a todas sus exigencias. Esto incluye pruebas de ADN para los que decidan someterse a ello. Para las parejas cuyos embriones están aún congelados, pueden decidir si quieren retomar el proceso o iniciarlo de nuevo, sin coste alguno. Aunque si con el coste psicológico que supone un tratamiento de este tipo.

No es la primera vez que la UMC de Utrecht está desacreditada debido a la manipulación de los espermatozoides. En 1993 una mujer quedó embarazada de mellizos de distintos padre: uno era blanco y el otro negro. Más tarde se comprobó que se había usado en dos fertilizaciones una misma pipeta desechable: la de ella y la de un hombre de Aruba que había estado en el hospital por un procedimiento de este tipo.

Un banco de esperma en Delfzijl en 2002 cambió el esperma de dos donantes, dando una pareja de lesbianas blancas un niño de tez oscura.

En octubre de este año varios padres demandaron al director del Centro Médico Bijdorp, ahora cerrado, en Barendrecht. Varios niños no eran hermanos y hermanas por completo tras haberse mezclado pipetas de las intervenciones. Algunos padres sospechan que el propio director del centro había usado su esperma en las fertilizaciones.

En Holanda, este año hubo 7.605 procedimientos de fertilización asistida, de los cuales nacieron 1.633 niños.

No es el primer escándalo para UMC, en 1993 una mujer quedó embarazada de mellizos de distintos padres

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario