..

En Casilda, el recambio de mando se da en medio de un conflicto gremial

Hoy asumen las nuevas autoridades. El municipio pagó la mitad de los salarios, pero adeuda el resto. En este contexto, la Intendencia espera fondos de provincia y Nación.

Miércoles 09 de Diciembre de 2015

El recambio de autoridades municipales previsto para hoy en Casilda tendrá como contracara un paro de actividades con asistencia a los lugares de trabajo en reclamo al pago de los haberes de noviembre. Si bien el traspaso de mando está previsto para las 20, las horas previas resultarán incómodas tantos para el gobierno saliente para la nueva gestión que heredará el problema, excepto que se solucione antes del acto de asunción.

Si bien el municipio pagó la mitad de los salarios, adeuda el resto al no llegar los fondos provinciales y nacionales que aún espera para recuperar recursos propios que destinó a obras y otras cuestiones a fin de hacer frente a sus obligaciones.

Al menos así lo aseguró ayer a La Capital el secretario de Hacienda, Juan Manuel Navone, y especificó que la suma ronda los seis millones de pesos, lo que supera ampliamente lo adeudado en materia salarial y ayudaría para afrontar próximamente parte del aguinaldo.

En este contexto, la Intendencia evalúa la posibilidad de pagar en la fecha un 25 por ciento del monto pendiente, pese a que el Concejo ya le rechazó la semana pasada un decreto de reasignación de partidas para privilegiar el cumplimiento de los haberes.

Pero más allá de las especulaciones, el panorama se presenta complejo en el marco de un paro que altera la normalidad del cambio de mandato.

"Esperamos ser recibidos (hoy) por las autoridades salientes o las entrantes y en base a las respuestas que obtengamos realizaremos una asamblea para resolver los pasos a seguir", dijo el secretario gremial del Sindicato de Trabajadores Municipales, Carlos Rodríguez. Y aseguró que "en estos últimos días venimos escuchando distintas versiones respecto de la situación económica y financiera del municipio. Por eso ignoramos cuál es la verdad de todo lo que se dice, aunque el único objetivo que buscamos con esta medida de fuerza es cobrar lo adeudado".

Si bien tras las elecciones surgió el compromiso de una transición ordenada, los meses de espera para el cambio de autoridades estuvieron signados por diferencias de criterio.

Una de las principales controversias quedó al descubierto cuando el actual gobierno acordó la forma de pago escalonada de un plus salarial por antigüedad laboral que venía reclamando el gremio desde hacía meses, lo que fue cuestionado por el intendente electo que asumirá hoy, Juan José Sarasola, en representación del Frente Progresista.

A ello se sucedieron otros contrapuntos en torno al estado financiero del municipio que marcan dos realidades. Mientras las actuales autoridades aseguran que dejan una administración sin mayores dificultades, el gobierno entrante ya advirtió que heredará "un importante déficit".

"Mañana (por hoy) veremos si el intendente Juan Bacalini paga lo adeudado y de no ser así el jueves evaluaremos la situación con el propósito de conseguir los recursos necesarios para cancelar la deuda", adelantó ayer Sarasola.

Y consultado sobre la marcha de la transición, apuntó contra la actual administración al sostener que "no ocurrió en la práctica lo pregonado, ya que al finalizar la gestión se tomaron medidas (inadecuadas) como recategorizaciones y pase a planta permanente de trabajadores, y ahora nos encontramos con este desfasaje financiero", remató.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS