La Ciudad

Empleados de comercio apuntan a reforzar los cuidados para mantener la actividad de los comercios

Desde el gremio indican que durante la primera etapa de la pandemia se perdieron 1.500 puestos de trabajo en la ciudad y que la actividad podría sostenerse si se mantienen los cuidados.

Miércoles 14 de Abril de 2021

En el transcurso de la segunda ola de Covid-19 los empleados de comercio de la ciudad atraviesan una situación compleja que tambalea entre lo sanitario y lo laboral. A la necesidad de mantener los protocolos de cuidados, sobre todo ante escenas como las que se vieron el fin de semana en los shopping, se le suma el temor por las consecuencias de un eventual endurecimiento de las restricciones. Desde iniciada la pandemia hasta marzo se había registrado la pérdida de 1500 empleos en blanco.

El viernes pasado se pusieron en vigencia las nuevas medidas anunciadas por el presidente Alberto Fernández en el marco de la segunda ola de contagios de Covid-19. En el anuncio, además de notificarse las restricciones que se pondrían en marcha, se puso de manifiesto la preocupación por el notorio aumento de casos.

Un día después en Rosario se vio una imagen que impactó: el shopping Alto Rosario reunió la tarde del sábado una larga cola de más de cien personas que esperaron por ingresar al complejo. La escenas graficó una situación que es la oferta y demanda entre comerciantes y clientes, que continúa paralelamente al transcurso de la pandemia. A partir de ahí surgen las preocupaciones y la necesidad de mantener y extremar los cuidados.

>>Leer más: Perotti: "Hay que moverse lo indispensable, para mantener el mayor nivel de actividad"

"Para la prevención funciona un comité mixto en los lugares más grandes, se viene respetando bastante el distanciamiento y todo lo que conocemos como medida de prevención", explicó a este diario Juan Gómez, secretario general del gremio de Empleados de Comercio. "Hay intervención de la municipalidad y de la provincia que son quienes controlan la prevención y actúan cuando hay casos en los lugares de trabajo", agregó.

En estos tiempos de segunda ola se da una situación distinta a la vivida el año pasado a inicios de la pandemia. En ese entonces, sobre todo en los primeros meses de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, aunque los casos positivos registrados no implicaban grandes cifras la mayoría de locales estaban cerrados y se la rebuscaban por ofrecer sus servicios por otras vías que no fuera la presencialidad. Hoy, cuando las calles y locales ya retomaron su actividad, la segunda ola golpea y obliga a sostener los cuidados implementados ante lo que fue la reapertura de comercios.

"Pusimos la mirada en la prevención y que los compañeros que están dentro de los lugares de trabajo puedan reforzar el tema del distanciamiento y que no les falte ningún elemento de higiene", remarcó Gómez. A su vez indicó la importancia de evitar el aglutinamiento excesivo en los locales.

>>Leer más: En los tres operativos de testeos de ayer hubo una positividad del 28,5%

Sin embargo Gómez insistió en que los controles y la prevención deben ser garantizados por el Estado. "Obviamente los trabajadores de comercio se cuidan y toman precauciones, pero quien debe controlar es la municipalidad y la provincia que en las áreas de Salud reciben las denuncias a través de los contactos públicos", sostuvo.

Un sector esencial en riesgo

"Hay una realidad, nosotros como empleados de comercio en la pandemia pasamos a ser servicios esenciales", aseguró el secretario gremial. "La gran mayoría de trabajadores de comercios tienen que estar presentes para poder asistir a la población en proveer alimentos y elementos de limpieza que se utilizan diariamente", agregó.

>>Leer más: Los trabajadores en la "nueva normalidad"

Lo esencial, sin embargo, no fue invisible a la crisis económica que arrastraba el sector en los últimos años y que se vio profundizada por la pandemia. "Sumado a los 3.500 trabajadores en blanco que perdimos durante el gobierno de Macri en la pandemia se perdieron más de 1.500 puestos en la ciudad", indicó Gómez.

En ese sentido adelantó que si en los próximos días las medidas restrictivas se agudizan y recaen sobre las actividades comerciales el sector sufrirá otro golpe. "En caso de seguir concretándose las restricciones se va a hacer muy difícil", analizó Gómez. Por eso insistió en la importancia de profundizar los cuidados como una forma de proteger la continuidad de la actividad comercial en la mayoría de sus rubros. "Si se sostiene el control del ingreso y egreso de clientes, si se controlan las formas de trabajar en los lugares que atienden al público, la actividad se va a poder sostener", remarcó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario