EMERGER: La bronquiolitis en el año del COVID-19

Las infecciones respiratorias agudas afectan cada año a millones de niños en el mundo

Sábado 04 de Julio de 2020

La bronquiolitis es una enfermedad viral que produce inflamación en los bronquiolos, las áreas más pequeñas y distales de los bronquios, encargados de llevar el aire a los pulmones. Es una enfermedad muy frecuente en todos los niveles sanitarios asistenciales, sobre todo en época epidémica, preferentemente en los meses de otoño-invierno y esta ocasionada por los virus influenza, parainfluenza, rinovirus, adenovirus, sincitial respiratorio, entre otros. Siendo este último uno de los más frecuentes y el mayor responsable de los cuadros de bronquiolitis en los menores de 2 años.

La severidad de las IRA (infección respiratoria aguda) ocurre cuando la enfermedad progresa y el pulmón no puede cumplir con su función básica de oxigenación, generando un cuadro de insuficiencia respiratoria. La falta de oxígeno en sangre y tejidos y la acumulación de dióxido de carbono, pueden poner en peligro la vida del niño que la padece.

La Dra. Stella Binelli Coordinadora del Área de Pediatría de EMERGER, enfatiza: “Los recién nacidos prematuros, los menores de 3 meses y aquellos pacientes con problemas crónicos de salud como cardiopatías congénitas, enfermedades pulmonares crónicas, o inmunocomprometidos tienen más riesgo de presentar formas graves. Si bien la mayoría de las bronquiolitis agudas se tratan en forma ambulatoria, y es de seguimiento estricto en los controles, es la primer causa de hospitalización en menores de 2 años en todo el mundo. No produce inmunidad duradera y son frecuentes las reinfecciones “.

El diagnóstico es exclusivamente clínico.

Entonces: ¿Cuándo sospechar que el bebé tiene bronquiolitis?

Si tiene uno o más de estos signos:

-Respiración muy rápida (taquipnea)

-Aletea la nariz.

-Se le hunde el pecho o las costillas al respirar (dificultad respiratoria)

-Se queja mientras respira.

-Entrecorta la alimentación o le cuesta prenderse al pecho.

-Esta irritable o le cuesta dormirse.

-Color azulado en la piel, las uñas o los labios debido a la falta de oxígeno (cianosis): en este caso necesita tratamiento urgente.

En total la enfermedad suele durar de 10 a 12 días, aunque hay un pequeño porcentaje de casos que pueden prolongarse a un mes. La tos es un síntoma importante, ya sea seca o en accesos paroxísticos, y dura entre 3 y 4 semanas. Un tercio de los niños pueden tener fiebre, que generalmente es menor de 39 grados. Las apneas (pausa respiratoria prolongada) cómo único síntoma de inicio, ocurren en los menores de dos meses y hay que descartar tos ferina.

El Área de Pediatría de EMERGER remarca la importancia de proporcionar una buena hidratación y oxigenación al niño mientras la bronquiolitis aguda evoluciona a la curación espontánea.

-Colocar al paciente en posición semisentado a 30° para mejorar la respiración.

-Evitar el humo de tabaco y otros contaminantes ambientales.

-Mantener la hidratación, tomas de alimento breves, fraccionadas, pero frecuentes con desobstrucción previa de la nariz.

-Mantener la vía aérea permeable, mediante lavados con suero fisiológico y aspiración de las secreciones, antes de las tomas o a demanda.

-Explicar a los padres la enfermedad y cuáles son los motivos por los que tienen que consultar ante una emergencia o urgencia médica.

Actualmente se dispone de un anticuerpo monoclonal especial, llamado Palivizumab, que se aplica durante los meses del invierno, para prevenir internaciones en los niños menores de 1 año que fueron prematuros de muy bajo peso al nacer y en aquellos con cardiopatías congénitas.

Si bien en virtud de la pandemia COVID-19 y las medidas de prevencion que se tomaron, tales como el distanciamiento social, lavado frecuentes de manos, el uso del tapabocas, estornudar en el pliegue del codo, la no concurrencia a las escuelas ni a los jardines o guarderias , genera una potenciación de los cuidados y la prevención de la transmisión de infecciones respiratorias, se ha comenzado a ver en estas últimas semanas, un incremento de las consultas en los paciente más pequeños por lo tanto es necesario extremar las medidas de prevención .

Desde EMERGER, la empresa de servicios de salud, se detallan las medidas que contribuyen a prevenir las infecciones respiratorias en general y la bronquiolitis

¿Cómo prevenir la bronquiolitis

-Mantener la lactancia materna.

-Cumplir con el Calendario Nacional de Vacunación.

-No exponer a los niños al humo del cigarrillo ni de braseros o estufas a leña.

-Higienizar frecuentemente, con agua y jabón, los elementos del bebé (chupetes, juguetes) y las superficies donde se lo cambia o donde se preparan sus alimentos.

-Practicar el lavado de manos frecuente, a los niños y a los convivientes, con agua y jabón. Se puede reforzar la higiene con alcohol en gel.

-Ventilar los ambientes de la casa al menos una vez al día.

-Mantener alejados a los bebés de las personas que están resfriadas o tienen tos.

-Si los cuidadores principales tienen alguna infección de las vías respiratorias deben lavarse las manos, especialmente antes de alzar, cambiar o alimentar al bebé. Pueden usar el tapaboca como medida de apoyo, para evitar el contagio por secreciones.

-No se debe colocar tapaboca en los niños menores de 2 años.

Desde Grupo Emerger , reforzamos la importancia de cumplir con las medidas de prevencion y la consulta al pediatra ante la aparicion de algún sintoma. Como hace más de 25 años, EMERGER sigue brindando servicios de salud prehospitalarios de excelencia y sumando valor agregado a toda la comunidad en general.

Para más información los invitamos a visitar nuestra página web https://www.grupoemerger.com/ y nuestro portal de pediatría https://www.grupoemerger.com/portal-de-pediatria

¿Te gustó la nota?