..

El repentino cierre de una fábrica de la región dejó en la calle a 87 trabajadores

La firma Plenit fabrica prendas íntimas femeninas para grandes marcas, y funciona en el pueblo desde hace cuatro décadas. Los empleados exigen la inmediata reapertura.

Sábado 15 de Febrero de 2014

La pequeña comuna de Carreras, una localidad de 2 mil habitantes, se vio sacudida ayer por el repentino cierre de una empresa que empleaba a 87 trabajadores, los que se movilizaron en repudio de la medida y exigir la inmediata reapertura de la firma.

   Se trata de la fábrica textil Plenit, afincada en Carreras desde hace décadas. Cuando los operarios se presentaron a primera hora de la mañana a cumplir con sus obligaciones laborales se encontraron con la desagradable sorpresa de que la planta estaba cerrada, lo que derivó en una espontánea protesta frente a las puestas del establecimiento.

   En un clima de malestar, angustia e impotencia hicieron oír su voz con el apoyo del jefe comunal, Germán Battista, quien se puso a la cabeza del reclamo. Es que los empleados ni siquiera habían sido notificados de la situación y nadie esperaba un desenlace de este tipo pese a que la firma adeuda la mitad de los salarios del mes pasado y, según trascendió pero no pudo confirmarse, se habría presentado en convocatoria de acreedores a causa de problemas financieros.

   Mientras se desarrollaba la manifestación, un escribano público convocado por la comuna labró un acta para dejar constancia de que los trabajadores, quienes tampoco recibieron telegramas de despido, se vieron impedidos de ingresar a la fábrica al encontrarse cerrada.

    La empresa, cuyos dueños son de Buenos Aires, está establecida en Carreras desde hace unos 40 años y sus instalaciones se encuentran en la zona suburbana, en Ovidio Lagos 959, cerca del barrio Fonavi. En sus talleres, donde se manufacturan prendas íntimas femeninas para primeras marcas nacionales como Avón, Le Motive y Playboy, trabaja un plantel mixto de 87 personas que ahora se encuentra en la calle esperando una respuesta que revierta el problema por el que le toca atravesar.

    Las autoridades locales pidieron intervención al Ministerio de Trabajo, que convocó a una audiencia para el próximo lunes, a las 11, en Rosario, con la intención de destrabar el conflicto. El jefe comunal también se puso en contacto con legisladores nacionales y provinciales que comprometieron su acompañamiento para encontrar una salida.

Fuerte impacto social. Battista se mostró preocupado por la situación al sostener que “el cierre de este establecimiento implica un fuerte impacto social para nuestra pequeña comunidad”. Según la última actualización del censo 2010 (octubre de 2013) Carreras tiene un total de 2 mil habitantes, por lo que una empresa que da de comer a 87 familias es sumamente influyente en la economía local.

    El mandatario local aseguró que “desde la comuna se hará todo lo posible para evitar el cierre de la empresa por la tranquilidad de todos, además de velar por los derechos de los trabajadores para que cobren sus acreencias. Es la primera vez —concluyó— que toma un decisión drástica de este tipo y, al menos hasta ahora, ignoramos los razones, por lo que estamos ante un problema tan preocupante como incierto”remató.

   Además de las autoridades políticas de la localidad y de representantes de las carteras laborales provincial y nacional, estuvieron presentes dirigentes gremiales del sector textil para solidarse y ponerse al servicio de sus representados.

    Hace un tiempo Plenit tuvo una serie de inconvenientes que la pusieron al borde de la paralización de sus actividades, algo que nunca se había concretado, aunque la complicada situación intranquilizó al personal. Claro que el problema que se presenta ahora es de mayor gravedad y sacude a toda la comunidad y la zona. Sucede que los talleres textiles de Plenit emplean no sólo a vecinos de Carreras, sino también de poblaciones cercanas.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS