..

El puente entre San Lorenzo y Puerto se terminaría en febrero

Afirman que falta poco más de cuatro meses para que se pueda transitar por el nuevo enlace vial que se está construyendo, tras el embate destructor y la crecida del arroyo en 2012.

Lunes 29 de Septiembre de 2014

El titular de la Dirección Provincial de Vialidad, Juan José Bertero, estimó que la construcción del nuevo puente que unirá la ciudad de San Lorenzo con la de Puerto San Martín se terminaría a fines de enero o principios de febrero de 2015. El funcionario aclaró a LaCapital no obstante que la fecha depende, en gran medida, al comportamiento climático en cuanto a lluvias y altura del arroyo San Lorenzo en estos meses.

Cabe recordar que la vieja estructura se derrumbó el 30 de octubre de 2012, tras días de resistir el embate de una inusual crecida del arroyo San Lorenzo. La caída del puente dejó incomunicadas a las dos ciudades y en diciembre de 2012, para paliar provisoriamenete la situación, se instaló un puente móvil Bailey que es alquilado al Ejército. El intendente de Puerto San Martín, Carlos De Grandis, comentó a este diario que "junto con el municipio de San Lorenzo abonan 65 mil pesos todos los meses por el alquiler de ese puente".

De Grandis señaló que cuando el puente nuevo se finalice la estructura del Bailey se quitará y esa erogación cesará. El intendente también aclaró que las obras del enlace vial se terminarían en cuatro meses "siempre que las condiciones del tiempo en esta época de lluvias y la crecida del arroyo lo permitan. Bertero me dijo que se terminarían a fines de enero".

La construcción del enlace está a cargo de la empresa Antonino Milisenda SA, y demanda a la provincia una inversión actualizada de unos 15 millones de pesos. Si bien se trata de una conexión vial ubicada en la traza de un camino perteneciente a jurisdicciones municipales —la avenida San Martín—, la provincia financia y ejecuta el proyecto. Se especificó desde Vialidad que la obra presenta un avance cercano al 54 por ciento y quedaría habilitado el tránsito vehicular en febrero.

El nuevo puente. El viaducto tendrá 40 metros de luz y un ancho de calzada de 10 metros, será iluminado y señalizado. Los extremos estarán asentados sobre dos estribos fundados cada uno sobre ocho pilotes —ya construidos— de un metro de diámetro y 22,8 metros de profundidad.

Desde Vialidad explicaron que "estos pilotes se vinculan a una viga cabezal en «U» de un metro de altura, desde donde emerge un muro vertical de 4,50 metros por 1,20 metro de ancho, con un coronamiento superior sobre el cual se apoyarán las ocho vigas".

De acuerdo al plan de obras previsto, para los próximos meses se realizará la colocación de las ocho vigas que sostendrán la calzada de pavimento. En este caso, las mismas poseen una longitud de 41,5 metros y 80 toneladas de peso.

Según el informe evolutivo, la construcción de la cabecera sur, la del lado de San Lorenzo, registra un avance del 70 por ciento, mientras que en el sector norte, el de Puerto San Martín, está en un 40 por ciento. El proyecto se complementa con la construcción de bocas de tormentas, sumideros con descargas pluviales y protección de estribos.

Se detalló que la nueva estructura fue diseñada con capacidad para permitir el tránsito de un vehículo ferroviario en el caso que lo requiera el proyecto Ferro Transporte Metropolitano de Rosario. Para ello, las vigas centrales pueden soportar un peso de 66 toneladas.

Desde la caída

El 30 de octubre de 2012, tras resistir el embate de una inusual crecida del arroyo San Lorenzo, la estructura del viejo puente cedió y dejó incomunicadas a las ciudades.

Días antes del episodio, la Agencia Provincial de Seguridad Vial había prohibido el tránsito porque "presentaba una importante erosión y daños en loza y cimientos".

En marzo de 2013, los municipios de San Lorenzo y Puerto San Martín firmaron con Vialidad un convenio para demoler el puente de avenida San Martín. Y se conformó una comisión tripartita. La demolición finalizó en mayo de ese año y fue ejecutada por la empresa Intervial. La provincia aportó 980 mil pesos.

La recomendación de construir un nuevo puente fue porque esa cabecera ya había sido reparada en 2002. Desde diciembre de 2012 se instaló un puente Bailey sobre el arroyo como en 2002 cuando otra crecida socavó pilotes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario