..

El presidente Macri declarará zona de desastre a las áreas inundadas del Litoral

Entrega de Aportes del Tesoro Nacional, obras de reconstrucción y viviendas estarían entre las primeras medidas impulsadas. El presidente habló de un "plan de infraestructura".

Sábado 16 de Abril de 2016

El presidente Mauricio Macri anunció ayer que el Poder Ejecutivo declarará la situación de "desastre" en las zonas afectadas por las inundaciones registradas en las provincias de Santa Fe y Entre Ríos. En una visita a la vecina provincia (no sobrevoló Santa Fe, como se especulaba), el primer mandatario prometió "avanzar con las soluciones y resolver todos los problemas que ocasionó el temporal", al hablar en una conferencia de prensa tras recorrer zonas entrerrianas inundadas después de las lluvias que dejaron cerca de 15 mil afectados en todo el Litoral.

En su recorrida, el presidente prometió obras para Entre Ríos, como trabajos de reconducción hídrica, cloacas y agua corriente que se sumarán a la construcción de 600 viviendas ya comprometidas y el otorgamiento de subsidios a los damnificados. Las medidas, se espera, se replicarán en las zonas damnificadas de Santa Fe, y desde ya, el intendente de la capital provincial, José Corral, reveló que Macri le prometió obras para esa ciudad, como desagües y 280 viviendas a cota segura.

"Ahora hay que emprender la tarea de reconstrucción, que es más larga y difícil, y por eso estoy acá, para comprometerme con la gente a que vamos a avanzar con las soluciones y resolverles todos los problemas que ocasionó este temporal", manifestó el presidente en su visita al Centro de Evacuados en la localidad entrerriana en La Paz, donde se asiste a unas 7 mil personas.

En ese sentido, precisó que "hay una serie de obras previstas para llevarlas a cabo en forma conjunta" con el gobierno provincial. Y citó, a modo de ejemplos, las defensa costera de las ciudades de Santa Elena (Entre Ríos) y San Javier (Santa Fe), con el fin de paliar los efectos de las inundaciones.

Además adelantó que en Entre Ríos se realizarán obras de reconducción hídrica, cloacas y agua corriente que se sumarán a la construcción de 600 viviendas ya comprometidas y el otorgamiento de "subsidios" a los damnificados.

Tras considerar que el gobierno adhirió a la declaración de emergencia provincial, el jefe de Estado afirmó que va a declarar el "desastre" de las zonas inundadas, y aclaró que ello significa que surjan "mecanismos adicionales, líneas de créditos y subsidios".

Además, Macri confirmó que el "plan de infraestructura que estamos poniendo marcha que incluye rutas, energía, dragados y puertos, también tendremos que hacer obras de reconducción hídricas", añadió.

Macri destacó que si el Gobierno realiza las obras "que corresponden", se estará "generando trabajo y alejándonos de modelos como el clientelismo y la prebenda política". Y destacó que "está funcionando como nunca antes el sistema del emergencia coordinado con gobernadores e intendentes".

Cambio climático. Para el jefe de Estado, los anegamientos "muestran un tema gravísimo, que es el cambio climático", por lo que pidió comprometerse "para cuidar el medioambiente". Y le pidió "a Dios" que lo "ilumine para poder llegar a los argentinos", luego de que una mujer le agradeciera su presencia en la provincia mesopotámica.

El jefe de Estado arribó al aeropuerto "General Justo José de Urquiza" de Paraná a las 10.30 acompañado por los ministros del Interior, Rogelio Figerio; de Desarrollo Social, Carolina Stanley; de Agricultura y Ganadería, Ricardo Buryaille y otros colaboradores.

Recibieron al mandatario el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet; y los intendentes de La Paz, Bruno Sarubi, y de la ciudad de Santa Fe, José Corral. No fue de la partida el gobernador santafesino Miguel Lifschitz, algo que, trascendió, no cayó bien en ámbitos de la Casa Gris (ver nota complementaria).

    El ministro Frigerio, que acompañó al mandatario, recordó que un ATN (aportes del Tesoro Nacional) por dos millones de pesos fue otorgado por la nación al municipio de La Paz y otro de un millón de pesos al de Villa Paranacito, en el delta entrerriano, para paliar la emergencia que están viviendo por las inundaciones.

   Por su parte, y fuera del ámbito de la recorrida, el secretario general del Ministerio del Interior de la Nación, Mauricio Colello, anunció sendas partidas de ATN a las ciudades de Santa Fe y Santo Tomé, aunque no precisó el monto.

    Según el Frigerio, “el gobierno nacional está en permanente contacto” con los intendentes de las ciudades entrerrianas que fueron afectadas por la creciente de los ríos.

    A la localidad de La Paz ya llegaron alrededor de 4 camiones con elementos enviados desde la nación, que son distribuidos entre los inundados, mientras que integrantes del Regimiento de Infantería Mecanizado 5, del Escuadrón de Caballería Blindado 2 y del Batallón de Ingenieros de Monte 12 colaboran con la evacuación de personas y la distribución de raciones de comida.

    Las tareas se realizan con vehículos todo terreno, botes, un centro de comunicaciones, carros aguateros, cocinas, un camión taller y una planta potabilizadora de agua, dijeron desde Defensa Civil.

Preocupación. El gobernador Bordet, que acompanó a Macri en la recorrida, reconoció su “preocupación” por los pronósticos que anticipan en la región lluvias torrenciales hasta el martes próximo, “lo que puede agravar las inundaciones”.

    “Estamos preocupados por las inundaciones que afectan la zona norte de la provincia, especialmente porque hay previsiones de lluvias hasta el martes, lo que podría agravar la situación”, recalcó el mandatario.

    Mientras tanto, en la provincia de Santa Fe el panorama se complicó con el desborde del arroyo Colastiné, que obligó al corte total del tránsito en la autopista Rosario-Santa Fe, entre Arocena y Coronda. En esta última ciudad, una fuerte tormenta generó destrozos, con voladuras de techos y caída de postes de luz y electricidad, además de aumentar el ya elevado número de evacuados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario