..

El Paraná baja en Santa Fe y Victoria, pero sigue la crisis

Crecidas en la región. En la capital provincial seguían evacuadas 670 personas. En la ciudad entrerriana de Victoria el río alcanzó su pico de crecida el martes.

Jueves 14 de Enero de 2016

El río Paraná continuó ayer bajando y se estacionó en 6,44 metros, mientras que el Salado también experimentó descenso y se encontraba en 6,50 metros, de acuerdo a las mediciones de Prefectura Naval delegación Santa Fe y la Universidad Nacional del Litoral. El gobierno de la ciudad de Santa Fe indicó que 670 personas se encuentran evacuadas en refugios municipales, principalmente de los barrios la Vuelta del Paraguayo, Riacho Santa Fe, Colastiné Sur y en la zona del Bañado.
  En tanto, en la ciudad entrerriana de Victoria, el río tuvo un descenso luego de alcanzar el martes su pico de crecida. Allí debieron evacuarse unas cien personas.
   Como lo vienen realizando a diario, funcionarios municipales y provinciales de distintas áreas de Santa Fe se reúnen para analizar la situación, monitorear y ajustar las acciones que se despliegan.
   La secretaria de Comunicación municipal, Andrea Valsagna, manifestó que “el río demostró en los últimos días una bajante y se estima que permanecerá así unos 10 días más, pero sabemos que los pronósticos indican que volverá a subir hacia fin de mes, por eso trabajamos a pleno y no descuidamos cada detalle”.
  La funcionaria señaló que “monitoreamos los terraplenes de defensa el sistema de bombeo y asistimos a las familias evacuadas, que en total son 188 las que hoy están alojadas en los distintos refugios”.
   Aclaró que “estos grupos familiares viven afuera de las defensas, en zonas muy bajas entonces con ellas trabajamos en los módulos, en las viviendas de emergencia o en los salones habilitados porque sabemos que van a estar varias semanas más evacuadas”.
   “Cuando monitoreamos las defensas evaluamos su estado y si detectamos cárcavas o problemas de drenaje se lo notificamos al gobierno provincial para las reparen en forma inmediata”, consignó.
  Finalmente, la funcionaria destacó que “los evacuados reciben atención médica permanente” y agregó que “también son asistidos aquellos que permanecen en sus casas y decidieron no ser evacuados”.

Victoria. Mientras tanto, en la costa entrerriana, el Paraná descendió 7 centímetros y se ubicaba ayer en 6,50 metros en el puerto de Victoria, luego de llegar el martes al pico de 6,60 metros de altura y sufrir varias fluctuaciones durante la noche.
   Victoria es una de las localidades de la costa oeste de Entre Ríos más afectadas por la crecida, con más de 100 personas evacuadas y autoevacuadas que reciben asistencia y contención.
   Ayer a la mañana las aguas subieron dos centímetros para ubicarse en 6,57 metros, para luego descender siete centímetros y alcanzar la marca de 6,50 metros y con tendencia a continuar bajando.
   En tanto, durante la tarde del martes, el río “desbordó algunos sectores del puerto y la zona de la fábrica de ladrillos de hormigón”, y superó el piso “de las dársenas y alcanzó el local”, señaló Prefectura.
   Por otra parte, en La Paz, ciudad del norte entrerriano, el río se estabilizó el pasado lunes a la noche en 6,47 metros y continúa estacionario; mientras que en Santa Elena tiene una altura de 6,75 metros, tras descender ayer cinco centímetros.
  En Hernandarias, en tanto, bajó anteanoche un centímetro y el nivel del agua se encuentra estacionario en 6,93 metros. Y en Paraná, capital provincial, continuaba  descendiendo y marcó 6,04 metros, un centímetro menos que anteanoche.
  Mientras tanto, en Diamante también bajó un centímetro y anoche midió 6,27, continuando esta mañana en esa altura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario