El Mundo

Zimbabue se pregunta por el paradero de Mugabe

Mientras Zimbabue se prepara para la asunción hoy de su nuevo líder, Emmerson Mnangagwa, después de 37 años, la atención se centraba ayer en el destino del ex presidente Robert Mugabe y su esposa Grace Mugabe, quien hasta hace unos días se preparaba para sucederlo.

Viernes 24 de Noviembre de 2017

Mientras Zimbabue se prepara para la asunción hoy de su nuevo líder, Emmerson Mnangagwa, después de 37 años, la atención se centraba ayer en el destino del ex presidente Robert Mugabe y su esposa Grace Mugabe, quien hasta hace unos días se preparaba para sucederlo. Mugabe, de 93 años, dimitió de su cargo el martes cuando los legisladores iniciaron un juicio político en su contra y no ha sido visto más allá de en unas cuantas fotografías desde el sorprendente discurso a la nación que ofreció el domingo, en el que desafió las peticiones de renuncia.

Se cree que sigue en la capital del país, Harare, con la ex primera dama Grace, pero no está claro en qué términos. Algunos se preguntan si ha obtenido garantías de protección, incluyendo inmunidad judicial. Según indicó ayer el portavoz del partido del gobierno, Simon Khaya Moyo, el ex presidente de Zimbabue y su mujer podrán quedarse en el país y no serán procesados por presuntos delitos que se les atribuyen. "Sigue siendo nuestro admirado héroe liberador. Contribuyó inmensamente al desarrollo del país en los últimos 37 años", dijo el vocero del partido Zanu-PF refiriéndose a Mugabe. "No tenemos nada en contra de Mugabe o su mujer. La gente de Zimbabue quiere que descanse. Son libres de quedarse en el país si así lo desean", añadió.

Una imagen que circuló en medios sociales mostró a Mugabe y a su esposa sentados en un sofá con tres asesores de pie detrás de ellos. Una alicaída Grace Mugabe, que a principios de mes parecía destinada a reemplazar a Mnangagwa en la vicepresidencia, mira a la cámara mientras que los ojos de su esposo están cerrados.

Mnangagwa, de 75 años, asumirá la presidencia hoy tras su triunfal regreso al país el miércoles. Huyó del país tras su cese el pasado 6 de noviembre, citando amenazas contra su vida, y regresó un día después de la renuncia de su antiguo jefe. Una multitud lo recibió el miércoles frente a la sede del partido gobernante, donde dijo que el país está "en los albores de una nueva democracia". Además hizo un llamado a la comunidad internacional apuntando que se necesita ayuda extranjera para reconstruir la devastada economía.

Mnangagwa fue ministro de Justicia y Defensa y durante décadas fue el responsable de la mano dura en el gobierno de Mugabe, lo que le valió el sobrenombre de "Cocodrilo". Muchos partidarios de la oposición creen que fue clave en la muerte de miles de personas a manos del ejército cuando Mugabe se levantó contra un rival político en la década de 1980.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario