El Mundo

Zapatero logró validar el plan de ajuste en España pero le exigen elecciones anticipadas

Por un voto el presidente consiguió darle sustentar un plan que contempla un recorte salarial a los empleados públicos, congelación de pensiones y otras medidas destinadas a reducir en 15.000  millones de euros adicionales de gasto público en 2010 y 2011.

Jueves 27 de Mayo de 2010

El presidente del  gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, sacó adelante hoy  su plan de ajuste en el Congreso de Diputados por apenas un voto,  gracias a la abstención de los nacionalistas catalanes, que pese a salvar el recorte del gasto exigieron elecciones anticipadas.

El decreto del Ejecutivo recibió 169 votos a favor, de los  socialistas, contra 168 de un conglomerado opositor conformado por  el conservador Partido Popular (PP), el Partido Nacionalista Vasco  (PNV), el bloque de izquierdas (IU-ICV), los nacionalistas  gallegos de BNG, los vascos de Nafarroa Bai (NaBai) y Unión,  Progreso y Democracia (UPyD).

Las 13 abstenciones que permitieron la aprobación del ajuste  fueron de los catalanes de Convergencia i Unió (CiU), Coalición  Canaria y UPN (Unión por el Pueblo Navarro).

El gobierno logró así validar su plan de ajuste que contempla  un recorte de sueldos de los empleados públicos, congelación de  las pensiones y otras medidas destinadas a reducir en 15.000  millones de euros adicionales de gasto público en 2010 y 2011,  para volver al límite del 3% de déficit en 2013, como exige  Bruselas.

“El problema es usted. Su etapa está finiquitada, no convoque  elecciones ahora porque sería lo peor quedarse sin gobierno, pero  después de hacer la reforma laboral y los Presupuestos que no  tendrán nuestro apoyo, es la hora”, afirmó contundente el portavoz  de CiU, Josep Antoni Duran Lleida.

El líder de CiU adelantó así que los diez diputados de su  grupo se abstendrían en la votación del ajuste, lo que permitió  aprobar el decreto por un voto, después de que el PNV anunciara  ayer, a última hora, el voto en contra de sus siete diputados.

“Muchos grupos esconden la cabeza debajo del ala, esperando  que nuestro grupo asuma la responsabilidad”, dijo al inicio de su  intervención Duran i Lleida.

“Todo el mundo sabe qué sucedería si hoy el gobierno no  tuviera capacidad para aprobar este decreto: mañana los mercados  reflejarían una caída importante de la Bolsa y castigarían nuestra  deuda”, argumentó el líder de CiU, quien cree que muchos de sus  electores entenderán esta decisión.

“Nuestra responsabilidad es posibilitar que España no caiga en  un pozo más profundo”, añadió.

Por su parte, el líder del opositor PP, Mariano Rajoy, afirmó  que “simple y claramente” su grupo votará que no.

Rajoy sostuvo que el decreto es “insuficiente, improvisado e  injusto”, y argumentó que con su voto en contra, el PP tratará de  evitar que ”el principal problema de la economía española“, el  presidente (Zapatero), continúe en el cargo.

Aunque los diputados reclamaron a Zapatero, fue la  vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado,  quien defendió la aprobación del decreto que, aseguró, recoge  “medidas que son imprescindibles y urgentes”.

Salgado señaló que aunque los indicadores económicos presentan  una tendencia a la mejoría y España “se ha incorporado desde  comienzos de año a la recuperación de la economía mundial”, ésta  “no está exenta de riesgos".

Con la oposición del PP y el bloque de partidos de izquierda,  el apoyo de CiU se convierte en un soporte clave para un débil  Zapatero, en el grave contexto de crisis, elevado desempleo e  incertidumbre financiera.

No obstante, coinciden analistas, tras el ajuste el líder  socialista se quedó casi sin margen en el Congreso para seguir  gobernando, mientras los sindicatos negocian con la patronal una  reforma laboral bajo la amenaza de huelga. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS