El Mundo

Zapatero debió presentar un severo plan de ajuste para bajar el déficit

El gobierno español pretende recortar los gastos en 50.000 millones de euros También propuso retrasar la edad de la jubilación a los 67 años, lo que generó un fuerte rechazo

Sábado 30 de Enero de 2010

Madrid.— El gobierno español propuso ayer un multimillonario recorte presupuestario para reducir el enorme déficit fiscal, junto con una cuestionada reforma para retrasar dos años la edad de la jubilación legal, de los 65 actuales a los 67, con la idea de garantizar el sistema de pensiones.

El Ejecutivo dijo que el plan de contención del gasto pretende ahorrar alrededor 50.000 millones de euros (69.809 millones de dólares) en los próximos cuatro años. El objetivo es reducir el enorme déficit público del 11,4% actual al 3% en 2013, tal y como marca el pacto de estabilidad presupuestaria de la Unión Europea.

“Es una exigencia europea”, dijo la ministra de Economía, Elena Salgado, al término de la reunión semanal del gabinete. “Es una exigencia también de nuestras leyes de sostenibilidad, pero sobre todo es una exigencia de garantía del país que queremos para el futuro”, aseguró.

Salgado explicó que el recorte afectará a prácticamente todas las políticas y áreas de la administración, salvo a las ayudas de carácter social, como las prestaciones por desempleo y el dinero invertido en educación, investigación, lucha antiterrorista y cooperación internacional al desarrollo.

Eterna recesión. El gobierno pretende así recuperar la senda del equilibrio en la balanza de pagos, desnivelada hacia los números rojos en los últimos dos años a causa de la crisis económica. De hecho, el déficit del 11,4%, que Salgado calificó de provisional, triplica el 3,8% con el que se cerró 2008.

España acumula cinco trimestres consecutivos de una acusada contracción económica, motivada por el colapso de su sector inmobiliario, las altas tasas de desempleo y el freno del consumo y los créditos.

El Ejecutivo ha inyectado miles de millones de dólares en planes de estímulo financiero y de creación de puestos de trabajo. A pesar de todo, la economía sigue en recesión, incluso cuando otros países del entorno como Francia, Gran Bretaña o Alemania han comenzado a ver la luz al final del túnel.

Con la tasa de desempleo en el 18,8%, según los últimas cifras dadas a conocer ayer, Salgado reconoció que la economía se contrajo no menos de un 3,6% del PBI en 2009 y prevé un crecimiento negativo del 0,3% para 2010.

En cuanto a las jubilaciones, Salgado señaló que el proyecto responde a las predicciones de envejecimiento progresivo de la población española. Las proyecciones publicadas este jueves por el Instituto Nacional de Estadística aseguran que de aquí a 2049 se duplicará la población mayor de 64 años en el país.
  
Más vale prevenir. De todas formas, la jubilación a los 67 años no entraría en vigor hasta 2013 y afectaría a personas nacidas a partir de 1959.

El gobierno aseguró que quiere garantizar el sistema público de pensiones a medio plazo, aunque la ministra insistió en que el fondo de pensiones goza de superávit y acumula reservas por valor de 70.000 millones de euros.

“No habrá ningún problema en el sistema de pensiones en 10 años, pero si no hacemos nada en décadas, entonces sí surgirán problemas”, aseguró ayer el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho.
  
Tormenta en puerta. La propuesta, que incluye revisiones de las pensiones por viudez o las jubilaciones anticipadas, causó un fuerte repudio entre sindicatos y partidos de la izquierda.

El principal sindicato de España, Comisiones Obreras (CCOO), habló de un “rechazo frontal” a la jubilación a los 67 años. Tampoco la Unión General de Trabajadores (UGT), históricamente cercana al Partido Socialista (PSOE) de Zapatero, está a favor de aceptar la reforma. “La edad media de jubilación de los españoles ya está por encima de la media del resto de la Unión Europea (UE)”, aseguró su secretario general, Cándido Méndez.

“Habrá problemas en el Parlamento y que no le quepa duda de que habrá problemas en la sociedad”, advirtió por su parte el portavoz de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares.

Otros países de la Unión Europea como Alemania, Reino Unido, Holanda, Portugal, Dinamarca y Noruega ya han decidido también la prolongación de la edad laboral.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS