El Mundo

Wanda Vázquez juró como gobernadora de Puerto Rico

La Corte Suprema declaró inconstitucional la asunción de Pedro Pierlusi y, en el mismo día, la tercera en la línea de sucesión resultó ungida.

Jueves 08 de Agosto de 2019

El caos político que vive Puerto Rico no da respiro. La jefa del Departamento de Justicia, Wanda Vázquez, la tercera en la línea de sucesión para hacerse con la gobernación, asumió ayer el liderazgo de la isla luego de que la Corte Suprema anulara la jura de Pedro Pierluisi que tuvo lugar días atrás.

Vázquez, salpicada por posibles casos de corrupción, había dicho que no quería el cargo que dejó vacante el polémico Ricardo Rosselló después de que el pueblo boricua protestara contra ella. Rosselló nombró la semana pasada al exdelegado de Puerto Rico en Washington, Pierluisi, pero el Tribunal Supremo declaró inconstitucional el proceso de su nombramiento.

Tres semanas después de la filtración del chat entre Rosselló y la cúpula de su gobierno —en el que salieron a la luz mensajes sexistas, homófobos y cómo orquestaron posibles delitos de corrupción—, las consecuencias no acallan el malestar del pueblo boricua. Después de 12 días de masivas protestas, los puertorriqueños lograron que Rosselló renunciara a la gubernatura, lo que abrió una puerta a un nuevo episodio de turbulencias políticas.

Según la Constitución, si el gobernador dimite, es el secretario de Estado quien debe asumir el cargo. Antes de que explotara el escándalo del Telegramgate, Luis G. Rivera Marín era el segundo a bordo, pero tras descubrirse su participación en el chat, renunció. Por ley, cuando no hay gobernador ni secretario de Estado, es la cabeza del Departamento de Justicia quien debe asumir el liderazgo.

Cuando la isla se enteró de que Vázquez, de 59 años, sería la sucesora de Rosselló, volvió a reclamar. La tercera en la línea de sucesión del Gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) está siendo investigada por la Oficina de Ética Gubernamental por su negativa a indagar irregularidades relacionadas con la gestión del devastador huracán María. El asedio de la ciudadanía logró que Vázquez anunciara que no quería el cargo. "Me reitero, no tengo interés en ocupar el puesto de gobernadora. Es un dictamen Constitucional. Espero que el señor gobernador identifique y someta un candidato para el puesto antes del 2 de agosto", escribió a finales de julio en su Twitter.

El rechazo de Vázquez obligó a que Rosselló buscara rápidamente un secretario de Estado para que asumiera como gobernador. El escogido fue el excongresista Pedro Pierluisi, que contó con el apoyo de la Cámara de Representantes, pero juramentó el pasado viernes antes de que el Senado votase si lo apoyaba o no. El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, demandó a Pierluisi ante un tribunal de San Juan, alegando que no cumplió con el requisito constitucional de que ambas cámaras aprobasen su designación. El Tribunal Supremo, en una decisión unánime, declaró ayer que el juramento había sido inconstitucional.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario