El Mundo

Victoria decisiva de las milicias kurdas sobre el Estado Islámico

Guerra contra el terrorismo islámico. Después de más de 5 meses de combates, expulsaron a los yihadistas de la ciudad siria de Kobani.

Martes 27 de Enero de 2015

Tras más de cuatro meses de lucha, los combatientes kurdos sirios lograron una victoria resonante, que tiene un gran peso simbólico y estratégico, al expulsar a los yihadistas del Estado Islámico (EI) de Kobane, ciudad fronteriza con Turquía, después de más de cinco meses de combates brutales y casi dos mil muertos. El peso de la fuerza aérea estadounidense y de sus aliados árabes y europeos fue fundamental en la victoria, pero el valor de las brigadas, muchas veces mal armadas, de los kurdos —con gran proporción de mujeres— decidió la batalla. El Estado Islámico,que desde junio pasado, cuando pasó a la ofensiva en Irak, recibe una dura derrota, tanto militar como de imagen.

Las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas sirias capturaron por la mañana el distrito de Kani Araban, y después recuperaron las últimas áreas que quedaban en manos de los islamistas, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos en Londres, que aseguró que la ciudad ya está completamente liberada. El Observatorio es una ONG siria de probaba confiabilidad en sus informes.

La ONG dijo que los combatientes kurdos estaban registrando casa por casa en el este de la ciudad, en busca de explosivos que puedan haber dejado los yihadistas. "Es una victoria para todos los kurdos", proclamó el portavoz kurdo Idriss Nassan, que anunció una celebración por parte de los defensores de la ciudad. Los kurdos expulsaron a los islamistas hacia un pueblo en dirección sureste y a partir de hoy comenzarán a combatirlos en los alrededores de la ciudad, informó el jefe de Defensa de Kobani, Ismet Hassan.

Los milicianos del EI siguen controlando los alrededores de la ciudad. "Kobani lleva dos años rodeada y sigue estando rodeada", pese a la victoria, dijo Ismet Hassan, que advirtió que un radio de 40 kilómetros alrededor de la ciudad sigue ocupada por los yihadistas. La gran ofensiva del EI a mediados de 2014 lo llevó hacia el norte, hasta la frontera con Turquía, donde se refugiaron cientos de miles de civiles, entre ellos los habitantes de Kobane, que es hoy una ciudad fantasma. "Apelamos a la comunidad internacional a abrir un corredor humanitario para ayudar a Kobane", dijo Hassan.

El EI inició su asalto a Kobane, en el corazón de la región kurda de Siria, el pasado septiembre, tras conquistar enormes franjas de territorio en Irak y luego en el norte de Siria. El EI partió de sus bases en el oeste y centro de Siria, donde tiene su "capital" en la ciudad de Raqqa. A partir de septiembre los yihadistas asaltaron los pueblos de alrededor de Kobane y expulsaron a decenas de miles de civiles hacia Turquía. Aún no se sabe cuántos murieron en ese éxodo forzado.

El Estado Islámico llegó a controlar por momentos más de la mitad de Kobane, con la que los milicianos buscaban una importante victoria propagandística. Además, si hubieran conquistado Kobane, habrían eliminado el último lugar hostil en una región que se extiende en el norte y noreste de Siria, donde ya han impuesto su control.

Sin embargo los kurdos respondieron con dureza: según el Observatorio, casi 1.000 yihadistas murieron en los combates, frente a 324 kurdos. Otras fuentes dan cifras mucho más elevadas.Kobane se convirtió, casi por fuerza, en el foco de los bombardeos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos y se vio reforzado por los kurdos de la vecina Irak, que aportaron hombres mejor armados, armas pesadas y artillería. Con la ayuda de los ataques aéreos de Estados Unidos y sus aliados árabes los kurdos lograron repeler a los extremistas poco a poco. Ayer, finalmente, las fuerzas del YPG se hicieron de la ciudad. El Pentágono, empero, alertó que aún había muchos yihadistas en la zona y que la lucha estaba lejos de terminar. Inicialmente, el Pentágono no habían incluido a Kobane entre sus objetivos, lo que permitió el avance de los yihadistas, pero con el paso de las semanas fue dando prioridad a las misiones sobre la ciudad.

Irak. También en Irak las fuerzas de combate registraron éxitos contra el EI: los extremistas fueron expulsados de la provincia de Diyala, en el norte de Bagdad, según el canal Al Arabiya. El EI es muy fuerte en Irak, donde su ofensiva de mitad de año pasado lo llevó a copar todo el centro y parte del norte del país. Fue entonces cuando EEUU decidió lanzar su ofensiva aérea, que continúa todos los días. Aún así, el EI se mantiene a la ofensiva en gran parte de Irak.

Mientras, el EI llamó a sus seguidores a perpetrar más ataques contra Occidente en un mensaje de video de su portavoz, Abu Mohammed al Adnani. "Acusaremos ante dios a todo musulmán que pueda derramar una gota de sangre de un cruzado pero que no lo haga", señaló.

En Rusia. Con escepticismo se afronta mientras tanto una reunión de representantes de la oposición siria en Moscú, en un nuevo intento de buscar una salida al conflicto civil. 28 miembros de la oposición llegaron a la capital rusa para participar en los encuentros, dijo el viceministro de Exteriores Mijail Bogdanov. A la cabeza de la delegación siria está el ex enviado especial de la ONU para Siria, Lakhdar Brahimi. Los enemigos del régimen sirio están negociando entre ellos, y mañana seguirán las conversaciones con el gobierno sirio.

Las mujeres, al frente

La victoria en Kobani de la guerrilla kurda tuvo como protagonistas a las unidades de mujeres, que además combaten en batallones mixtos. Las kurdas son particularmente odiadas por los yihadistas, que las ejecutan sin piedad si las toman prisioneras.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS