El Mundo

Viaje al corazón de la región industrial

La preocupación que se vive en Minnesota por la pérdida de puestos de trabajo sindicalizados es también evidente en el condado de Erie, Pennsylvania, un bastión obrero desde la década de 1980.

Domingo 08 de Septiembre de 2019

La preocupación que se vive en Minnesota por la pérdida de puestos de trabajo sindicalizados es también evidente en el condado de Erie, Pennsylvania, un bastión obrero desde la década de 1980. Es uno de los varios condados en el estado que giró hacia Trump en 2016. "Ganó la presidencia aquí. Estoy decidido a cambiar eso", dijo Bill McLaughlin, jefe local de la Unión Internacional de Obreros de Norteamérica. McLaughlin habló con tres trabajadores que fumaban durante su descanso en una obra en construcción. Dos hombres dijeron que habían votado por Clinton, y el tercero no votó. McLaughlin les advirtió que si se aprueba un cambio en los programas del Departamento de Trabajo, los trabajadores de Erie podrían ver sus salarios reducidos de más de 40 dólares la hora a 17 dólares la hora. En la ciudad, Scott Johnson, del Sindicato Unido de Techadores, dijo que piensa que alrededor del 50 por ciento de la población local apoya aTrump. Johnson considera que muchos de los tuits de Trump son ofensivos y piensa que el presidente recibe demasiado crédito por la economía, en auge y con muy bajo desempleo. "Dirán que Obama arruinó la economía y destruyó los puestos de trabajo", dijo. Trabajando a unos metros en la misma oficina del sindicato estaba Ted Lunger, que trabajó durante 15 años como techador y es un gran partidario de Trump. Dijo que le gustan las posturas del presidente sobre la inmigración y la Segunda Enmienda (armas) y que los tweets y discusiones con los demócratas le resultan entretenidos. Más de la mitad de los miembros del sindicato votarían por Trump, predijo. "Creo que es bueno para la economía". Steve Bonach, presidente del Sindicato de Trabajadores Siderúrgicos en Virginia, Minnesota, dice que muchos de los miembros del sindicato apoyaron a Donald Trump en 2016 a pesar de su larga lealtad demócrata. Chuck Knissel, vicepresidente de la Unión de Mineros en Uniontown, Pennsylvania, es demócrata, pero dice que los candidatos demócratas prometen poner fin al uso del carbón.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario