El Mundo

Venezuela sufre por la baja del precio del petróleo

Está en su nivel más bajo desde 2010. Como el déficit fiscal es de 15 por ciento del PBI, Maduro necesitaría el barril a 135 dólares. Hoy llega a 77

Domingo 19 de Octubre de 2014

La caída del precio del petróleo a su nivel más bajo en cuatro años complica aún más las finanzas del gobierno chavista de Nicolás Maduro, que ya enfrenta un déficit fiscal superior a 15 puntos del PBI, y que obtiene del crudo 96 por ciento de sus divisas. Esta caída del ingreso de divisas se refleja en un cierre forzado de las importaciones privadas, que se han desplomado hasta 70 por ciento según fuentes del sector.

El precio de la cesta petrolera venezolana descendió por sexta semana consecutiva, hundiéndose hasta los 77,65 dólares por barril, un valor no visto desde noviembre del año 2010, previo al alza de los precios por un duro invierno en el hesmiferio norte y la "Primavera árabe". El precio global del petróleo cerró el jueves a un promedio de 84,47 dólares por barril, que es 27 por ciento menos que su nivel más alto del año. El barril venezolano ha seguido esa caída global.

Para los analistas, esta coyuntura hace pensar que Maduro está obligado a hacer los ajustes económicos que ha venido postergando o que ha llevado a cabo de forma parcial para reactivar una economía con enorme escasez de divisas en diversos sectores, tanto productivos como de consumo. "Esto amerita ajustes en los convenios energéticos (de venta de petróleo en condiciones preferenciales, como Petrocaribe o el acuerdo con Cuba, que recibe crudo a precio subsidiado) para que la caída en los ingresos sea menor, y además ser más agresivo en un ajuste cambiario", afirma el economista Asdrúbal Oliveros, director de la consultora Ecoanalítica.

Según sus cálculos, para que las finanzas públicas se nivelen sin ningún tipo de medida de tipo fiscal, tributaria o cambiaria, el gobierno necesitaría un nivel de precios del petróleo de alrededor de 135 dólares por barril, algo impensable en la coyuntura actual. Para Oliveros, si en 2015 el precio del petróleo promedia 85 dólares, unos 9 dólares menos que el promedio actual de casi 94 dólares, la caída en los ingresos para Venezuela sería de casi 5.100 millones de dólares. "Esta baja obligará a salir de esa zona de confort, con ese ajuste en cámara lenta por el año electoral", explica el analista, en alusión a las elecciones parlamentarias que debe afrontar el chavismo en 2015, en medio de una severa crisis económica.

Ecoanalítica señala en su informe de septiembre que buena parte de las ventas externas de petróleo no tienen un retorno en divisas, porque son en pago de anteriores préstamos, como el conocido caso de China. Para la consultora, deberá esperarse que las nuevas inversiones de multinacionales como Chevron y Repsol den sus frutos en la Faja del Orinoco, la zona más rica en reservas.

La caída del precio del petróleo acentúa la caída en la asignación de divisas para el sector privado para importar bienes. Según el diario El Nacional, "las importaciones privadas caen 70 por ciento en 2014", mientras "el volumen de carga movilizado por empresas privadas ha sufrido una caída de 50 por ciento". Esto se evidencia en la baja actividad en las terminales de contenedores. "El cerco a los importadores privados es cada vez mayor. No hay tráfico de buques en los muelles ni congestionamiento de contenedores en los puertos, eso se ve a simple vista", dijo Eduardo Quintana, vicepresidente de Fedecámaras en la ciudad de Vargas.

Sin contenedores. En comparación con 2013, "en lo que va de año se contabiliza una caída de 70 por ciento en importaciones privadas". El 15 de octubre, por ejemplo, "se registró en el puerto de La Guaira un solo buque, y traía 373 contenedores, mientras que en 2012 el promedio diario era de 15 buques en rada esperando muelle y 7 en operaciones. Además, trasladaban entre 1.500 y 2.000 contenedores" cada uno, reseñó Quintana. "Los volúmenes de carga que se observan en La Guaira son de mercancía importada por el gobierno. En particular de línea blanca. Los privados no tienen permisos ni divisas", agregó. Eddy Meayke, de la Asociación Naviera de Venezuela, añadió que al descenso en las compras privadas al extranjero se une la burocracia y el retraso de operaciones en los puertos. "Embarcan 2 contenedores por hora cuando lo normal en cualquier puerto son 13". Indicó que la caída en el volumen movilizado de las empresas privadas es de 50 por ciento. Hay una merma especialmente grande en el sector automotor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario