El Mundo

Venezuela: la Constituyente combatirá a la inflación

El insólito anuncio lo hizo el titular de esa asamblea, Diosdado Cabello. Mientras, la nueva Constitución aún no fue ni siquiera bocetada.

Martes 31 de Julio de 2018

El presidente de la Asamblea Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, dijo que ese organismo, que debe en teoría dedicarse a redactar la nueva Constitución, se dedicará desde ahora a luchar contra la espiral inflacionaria. Venezuela sufre la inflación más alta del mundo por lejos: hace días el FMI recalculó al alza la inflación este año a un millón por ciento. El anuncio de Caberlo implicará el primer caso en la historia reciente en que una Constituyente se ocupa directamente de la política económica. La Constituyente venezolana, elegida hace un año en unas votaciones por demás irregulares, se autoproclamó "plenipotenciaria" y anuló de facto al Legislativo, único poder político que no domina el chavismo.

"Nos vamos a la calle a ver el tema de los precios, a meternos donde haya que meternos", dijo Cabello en una sesión especial realizada en la céntrica plaza Bolívar de Caracas. Cabello, poderoso "número dos" del régimen, alertó que la Constituyente "saldrá a las calles" para apoyar a la fuerzas armadas, que desde hace años trabajan en el control de precios, para "buscar a los especuladores y ponerlos a la orden de la justicia". Cabello habló en la sesión para conmeorar el primer año de la elección de la Constituyente, totalmente en manos del chavismo y con unos poderes de facto autoarrogados.

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro dijo que el país vivió hace un año "uno de los procesos democráticos más importantes de la revolución. Ocho millones de venezolanos, pese a las dificultades y amenazas impuestas por la derecha fascista, eligieron la Asamblea Constituyente para derrotar la violencia. Triunfó la paz!". Defendía así unas elecciones deslegitimadas y que fueron realizadas con un padrón rediseñado por el chavismo. En gran medida, fueron elecciones de "segundo grado", al estilo de Cuba o de la desaparecida Unión Soviética. La oposición, que ganó en forma abrumadora las últimas elecciones regulares que se hicieron en Venezuela en diciembre de 2015, se retiró de los comicios a constituyentes por su manifiesta ilegalidad. En las votaciones del 30 de julio de 2017 el chavismo acaparó sus 545 escaños, y el Consejo Nacional Electoral (CNE) afirmó que participaron más de ocho millones de electores, 41,53 por ciento. Algo que contrastó con la escasez de votantes ante las mesas. Y la empresa Smartmatic, que estaba a cargo del voto electrónico en Venezuela, denunció que la cifra del CNE fue inflada en al menos un millón de votos.

Sin debate constitucional

Además, la Constituyente fue convocada para reformar la Carta Magna diseñada por Chávez en 1999, pero ha transcurrido un año y la reforma constitucional sigue sin concretarse. Se instaló para durar hasta agosto de 2019. El organismo se ha dedicado de hecho a gobernar con poderes absolutos y anular al Legislativo. Es un instrumento para ejercer el poder real por fuera de las divisiones y límites que impone la Constitución aún vigente. Ayer, Cabello recalcó que el proyecto del chavismo es el socialismo y "de ahí no nos sacará nadie. Nuestro proyecto es el socialismo bolivariano que hizo Hugo Chávez, del que no nos va a sacar nadie". Pareció una advertencia a los sectores reformistas del oficialismo, que pugnan por salir de la asfixia económica que conllevó el modelo socialista impuesto por Chávez entre 1999 y 2013, cuando murió de cáncer. Ante la hiperinflación y la pauperización generalizada de una nación que estuvo entre las más ricas de Sudamérica, el chavismo debate ahora reformas que implicarían dar marcha atrás con el intervencionismo estatal de Chávez. Medidas como el control de cambios y el monopolio estatal de las divisas se han debido poner en cuestión, ante la extrema gravedad de la crisis.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario