El Mundo

Venezuela arrestó a un ciudadano de Colombia por la muerte de un chavista

Crisis política entre países latinoamericanos. Se trata del ex concejal Julio César Vélez. Maduro lo acusó de ser la "mano derecha" del ex presidente Alvaro Uribe.

Jueves 04 de Junio de 2015

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció ayer la detención de un ex concejal colombiano acusado de ser uno de los presuntos autores intelectuales del crimen de un diputado oficialista. Maduro indicó que durante la madrugada del miércoles fue arrestado el ex concejal Julio César Vélez, quien había sido señalado como uno de los supuestos artífices del asesinato del diputado chavista Robert Serra, ocurrido en octubre de 2014. El mandatario bolivariano no precisó dónde se produjo la detención y sólo dijo a la cadena regional Telesur que las autoridades realizan “operaciones complementarias de búsqueda y allanamiento” de propiedades de supuestos cómplices de Vélez, en Caracas. El Ministerio de Relaciones Interiores y Telesur difundieron ayer fotos y un video del momento en que Vélez arribó a Caracas, esposado y portando un chaleco antibalas, bajo el resguardo de miembros de la policía política y la Guardia Nacional, algunos de los cuales llevaban armas largas y el rostro cubierto con pasamontañas.
  Vélez es fugitivo de la Justicia colombiana por su presunta relación con el asesinato de su esposa, en abril de 2010. La Fiscalía General de Colombia indicó que el ex concejal es buscado con circular roja de Interpol desde 2012.
  Maduro señaló el martes que Vélez estaba vinculado directamente al ex presidente colombiano Alvaro Uribe, pero no presentó pruebas. Al rechazar el señalamiento, Uribe dijo en Twitter que “cada infamia del chavismo me estimula a apoyar la lucha democrática contra esa dictadura”. Según Uribe, el gobierno de Maduro “es una dictadura que tiene encarcelada a la oposición y es una dictadura cínica que va a permitir que mueran por huelga de hambre personas como el líder opositor Leopoldo López”. Uribe, que gobernó Colombia entre 2002 y 2010, dijo que “no se puede esperar menos de una dictadura que confiscó 7 millones de hectáreas y las tiene improductivas con un país sin alimentos”.
  La Fiscalía General de Venezuela anunció el martes que imputó a Leiver Padilla, presunto autor material del asesinato del congresista oficialista y su asistente, María Herrera, por los delitos de homicidio, robo y asociación para delinquir. Padilla, un ciudadano colombo-venezolano, negó haber cometido esos delitos. El detenido, conocido como El Colombia, fue capturado por las autoridades colombianas en noviembre en la ciudad turística de Cartagena y extraditado a Venezuela el 30 de mayo.
  Por el asesinato de Serra las autoridades han detenido a 10 personas, entre ellas a Edwin Torres Camacho alias El Poli, el jefe de escoltas del diputado, quien habría participado del crimen tras ser sobornado.
  Serra, abogado y ex líder estudiantil que fue la contraparte de las protestas de estudiantes alineados con la oposición en 2007, fue electo diputado en los comicios de 2010, cargo que asumió meses más tarde a sus 23 años, convirtiéndose entonces en el miembro más joven de la Asamblea Nacional (Parlamento).

Polémica. En tanto, expertos de la ONU y funcionarios de Venezuela polemizaron ayer acerca del concepto de “guerra económica” utilizado recurrentemente por Maduro, mientras la organización global manifestó su preocupación por la salud de dirigentes opositores venezolanos, en huelgas de hambre en prisión. Venezuela se sometió el martes y ayer en Ginebra al escrutinio del Comité de la ONU sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales, un ejercicio regular que hacen los países miembros de la organización global que ratificaron la Convención sobre dichos derechos. “Cuando hay progresos, estos se deben a la revolución, pero cuando hay problemas ustedes los achacan al concepto de guerra económica”, dijo el jurista colombiano Rodrigo Uprimny a los funcionarios venezolanos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS