El Mundo

Véneto y Lombardía reclaman sus impuestos

Después de la holgada victoria a favor de la autonomía en los dos referendos celebrados en Lombardía y Véneto, una tendencia contra el poder centralizado que se registra en casi toda Europa, las dos regiones del norte de Italia anunciaron que exigirán a Roma la devolución de el 90 por ciento de la recaudación fiscal en su territorio. Es un reclamo que anticipa conflictos con el poder central.

Martes 24 de Octubre de 2017

Después de la holgada victoria a favor de la autonomía en los dos referendos celebrados en Lombardía y Véneto, una tendencia contra el poder centralizado que se registra en casi toda Europa, las dos regiones del norte de Italia anunciaron que exigirán a Roma la devolución de el 90 por ciento de la recaudación fiscal en su territorio. Es un reclamo que anticipa conflictos con el poder central.

En Véneto, una región de 5 millones de habitantes, la participación fue del 57 por ciento, de los cuales el 98 por ciento se pronunció a favor. En la próspera Lombardía, con 10 millones de habitantes, donde las cifras no eran definitivas, casi el 39 por ciento de los votantes participó y el 95 por ciento votó por el "sí". Las dos ricas regiones, que contribuyen aproximadamente al 30 por ciento del PBI italiano consideran que Roma despilfarra sus impuestos y quieren negociar el alcance de su autonomía.

El presidente de Véneto, Luca Zaia, uno de los líderes de la Liga Norte, calificó de "Big bang" el el referéndum, que contó con el apoyo de "toda la población". Ahora, su gobierno prepara un proyecto de ley que someterá al gobierno central, que introduce el federalismo fiscal, de manera de quedarse con el 90 por ciento de los impuestos que se recaudan en el territorio. Los habitantes del Véneto producen más de 70.000 millones de euros al año en impuestos y reciben mucho menos. Una situación que los líderes de las dos regiones, ambos de la Liga del Norte, critican fuertemente, ya que consideran que los fondos públicos son mal administrados por Roma y que las productivas regiones del norte deben subsidiar a las más pobres del sur. "Cada año se despilfarran más de 30.000 millones de euros", denunció Zaia.

Para Matteo Salvini, líder nacional de la Liga del Norte, "queremos menos impuestos, menos burocracia, menos limitaciones del Estado y de la Unión Europea, más eficacia, más empleo y más seguridad".

Italia, que entró en campaña electoral en vista de las elecciones generales programadas para principios de 2018, teme las repercusiones políticas de compleja situación que se creó en Cataluña. Por esto, Salvini quiso recalcar que si bien su partido nació como una formación separatista en los años 90, ha cambiado de posición en el curso de los años y ahora defiende la unidad del país y lo que pide es mayor autonomía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario