El Mundo

Uruguay estudia qué hacer con el pedido de asilo del peruano Alan García

El vicecanciller dijo que se tomarán un plazo para analizar el pedido. Y ayer la reunión semanal de gabinete terminó sin la habitual rueda de prensa.

Martes 20 de Noviembre de 2018

El vicecanciller de Uruguay, Ariel Bergamino, aclaró que su país aún no ha decidido sobre el pedido de asilo político del ex presidente peruano Alan García y que se evaluará el tema en un "plazo prudencial". García se refugió la noche del sábado en la embajada de Uruguay en Lima y pidió asilo. Es investigado por la Justicia peruana por diversos actos de corrupción. Ayer, la reunión semanal de ministros en Montevideo terminó sin comunicado ni rueda de prensa, contrariando una tradición local.

"Una cosa es aceptar la solicitud, otra expedirse sobre la misma. Lo que hemos dicho es que la solicitud está recibida y se están dando los pasos para resolver", dijo Bergamino en la radio peruana RPP, después de que versiones de la prensa generaran confusión.

El vicecanciller sostuvo que el gobierno de Uruguay ha tomado "con naturalidad y sin dramatismos" el pedido que realizó García la noche del sábado, pocas horas después de que la Justicia le prohibiera salir del Perú durante 18 meses mientras se le investiga por lavado de activos y colusión agravada. García, sospechoso de recibir dinero ilícito de la constructora brasileña Odebrecht, pasó su segunda noche en la casa del embajador de Uruguay en Lima, Carlos Barros.

Ayer se habían concentrado ante la casa de Barros una buena cantidad de manifestantes, tanto en pro y contra García. La noche del domingo el ex vicepresidente del Perú Luis Alva Castro, jefe histórico del Partido Aprista Peruano, sufrió agresiones. García es el jefe histórico del aprismo.

"Según el tratado de 1954, si se concede (el asilo), Uruguay considera que hay persecución política", añadió Bergamino, quien recordó que su país "tiene una larga tradición de asilos".

En una carta enviada al presidente de UruguayTabaré Vásquez, el ex presidente peruano señaló que la investigación fiscal en su contra no es imparcial y que vive en "un ambiente de persecución política".

El presidente peruano, Martín Vizcarra, conversó sobre el tema por teléfono con Vásquez y le recordó el acuerdo que suscribieron para luchar contra la corrupción. Vizcarra le dijo a su homólogo que enviará información judicial y fiscal sobre García para que Uruguay "tome la mejor decisión". Vizcarra, quien ha iniciado una cruzada anticorrupción desde julio luego de un gran escándalo en el sistema judicial peruano, indicó que en su conversación con Vásquez le recordó que en abril, durante la Cumbre de las Américas, se suscribió el Acuerdo de Lima en el que todos los presidentes del continente, incluido el de Uruguay, "nos comprometimos a luchar contra la corrupción, esa que no conoce fronteras".

García, de 69 años que gobernó entre 1985 a 1990 y de 2006 a 2011, es percibido, según sondeos, como uno de los políticos más corruptos del Perú. Esta es la segunda vez que García recurre al asilo político en su vida. En 1992, poco después del "autogolpe" de Alberto Fujimori, escapó a un intento ilegal de encarcelamiento y se refugió en la embajada de Colombia, país que le dio asilo. García vivió protegido entre Bogotá y París hasta el 2000, cuando volvió al Perú con Fujimori derrocado. Las acusaciones en su contra por enriquecimiento ilícito, cohecho, y colusión habían prescrito. Odebrecht presuntamente le dio 100.000 dólares al ex mandatario por una conferencia que éste dictó en 2012 en San Pablo. El dinero provino de la "caja 2", con la que la firma hacía pagos ilegales.

Sanguinetti, a favor

El ex presidente de Uruguay Julio María Sanguinetti, quien gobernó entre 1985-1990 y 1995-2000, es partidario de concederle asilo político a Alan García. "Primariamente hay que dar el asilo porque esa es la tradición del país", dijo Sanguinetti, aunque precisó que se deberán analizar las circunstancias. El presidente actual, Tabaré Vázquez, encabezó ayer la reunión semanal de ministros, pero no hubo comunicado oficial ni rueda de prensa, como es habitual. Ope Pasquet, canciller entre 1988 y 1990, es partidario de estudiar el pedido porque "es una decisión delicada" y que, para aceptarla" "debe haber fundamentos muy sólidos". "No quisiera estar en los pies del Gobierno uruguayo, porque es un tema muy difícil", declaró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});