El Mundo

Uruguay cuestionó el ingreso de Venezuela al Mercosur

Uruguay estuvo en contra de cómo se decidió el ingreso de Venezuela al Mercosur, dijo ayer el canciller del país, Luis Almagro, en declaraciones a la radio local. El viernes pasado, en una cumbre en Mendoza, el Mercosur suspendió a Paraguay del bloque...  

Martes 03 de Julio de 2012

Montevideo.— Uruguay estuvo en contra de cómo se decidió el ingreso de Venezuela al Mercosur, dijo ayer el canciller del país, Luis Almagro, en declaraciones a la radio local. El viernes pasado, en una cumbre en Mendoza, el Mercosur suspendió a Paraguay del bloque y simultáneamente incorporó a Venezuela como miembro pleno a partir del 31 de julio. Caracas nunca había podido ingresar al bloque por la negativa, justamente, del Senado de Paraguay, la misma cámara que destituyó al presidente Fernando Lugo.

"En el marco negociador que teníamos el día jueves nosotros fuimos especialmente contrarios al ingreso de Venezuela al Mercosur en estas circunstancias", declaró Almagro a la radio El Espectador de Montevideo. "Creo que el gobierno dio muestras claras de haber defendido la otra posición con una forma implacable, pero todo se terminó resolviendo en una reunión cerrada de los presidentes", agregó.

El canciller recordó que "todo comienza con un pedido de la presidenta (de Brasil) Dilma Rousseff y de esa reunión sale este acuerdo. La iniciativa fue más bien brasileña, el posicionamiento de Brasil fue decisivo en esta historia", aseguró. De todas maneras, el ministro aclaró: "No creo que sea imposición de Argentina y Brasil lo que pasó".

Almagro relató que en la reunión realizada en Mendoza, el pasado viernes, "cuando se leyó la declaración de ingreso a Venezuela" se retiró de la sala.

"Tengo las mismas objeciones sobre la legalidad del procedimiento, tengo que pasar esta declaración a los servicios jurídicos del ministerio y analizar nuevamente la legalidad de esta medida", explicó. "Para mí la última palabra no está dicha sobre este tema, debemos actuar con respeto al tratado de Asunción y a la normativa vigente porque siempre hemos defendido el Mercosur", agregó el canciller de Uruguay.

Sin embargo, Almagro precisó que el presidente de su país, José Mujica, "hizo lo correcto, por su especial significación. Venezuela es nuestro cuarto socio comercial, (eso) le da otra proyección internacional si lo que procuramos es defender el trabajo nacional. El ingreso de este país es una visión estratégica de sumar más países al bloque, cosa de la cual el presidente es partidario", afirmó.

Paraguay, "tranquilo". Mientras tanto, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, inició ayer su visita a Paraguay para informarse de la situación luego del golpe institucional que destituyó a Fernando Lugo.

"El país está tranquilo, no hay convulsa a pesar de la molestia que generó lo que ocurrió", comentó el jefe de la OEA en conferencia de prensa, en alusión al juicio político que determinó el fin abrupto del mandato de Lugo y la asunción al mando del entonces vicepresidente Federico Franco. "Probablemente, el lunes próximo presentaremos nuestro informe ante el consejo permanente para que se tome una decisión de convocar o no a los cancilleres", agregó.

Insulza se negó a anticipar "alguna conclusión de nuestra visita, porque debe ser elaborada en un documento, pero puedo decir que la situación política en Paraguay no es grave pero sí delicada", afirmó.

La misión de la OEA entrevistó ayer a Franco, a Lugo y al canciller José Félix Fernández, a fin de elaborar un informe que determinará si Paraguay es o no suspendido como miembro del organismo continental.

"Estamos interesados en que Insulza realice libremente sus reuniones porque está pendiente un pedido de Haití y Nicaragua para que Paraguay reciba una sanción por el presunto quiebre democrático", dijo por su parte Hugo Saguier, delegado de Paraguay ante el consejo permanente de la OEA.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario