El Mundo

Uribe y sus candidatos ganan las elecciones parlamentarias y las primarias colombianas

En el estreno electoral de la ex guerrilla Farc, no logró más del 0,35 por ciento de los votos, mientras la derecha se impuso en todas las categorías

Lunes 12 de Marzo de 2018

Las elecciones parlamentarias de ayer en Colombia fueron las primeras desde la firma del acuerdo de paz y desarme con las guerrillas Farc, que participaron con su propio partido. El partido de las Farc, que lleva esas mismas siglas, lograba un pésimo resultado: apenas el 0,35 por ciento en las listas al Senado con el 88 por ciento del voto escrutado. Toda una señal del electorado colombiano contra el presidente Juan Manuel Santos y su política de pacificación. Pero la noticia del domingo tuvo otro protagonista: el partido de derecha Centro Democrático (CD) de Alvaro Uribe, opositor frontal del presidente Santos y de los acuerdos de paz con la guerrilla. El CD del ex presidente Uribe ganaba las legislativas y, en una consulta simultánea, se impuso cómodamente en la disputa por la postulación presidencial con su candidato Iván Duque. Las presidenciales se harán el próximo 27 de mayo.

Los resultados de ayer parecen un claro rechazo a la política de paz de Santos y un respaldo a su más acérrimo adversario, Uribe, quien fue presidente de 2002 a 2010 y combatió a las Farc hasta reducirlas sustancialmente en su poder de fuego. Santos fue su ministro de Defensa pero como presidente se distanció netamente deUribe.

Las consultas de ayer, una suerte de primarias entre fuerzas aliadas, definían a los principales candidatos presidenciales. Con 95,83 por ciento de mesas contadas, el uribista Iván Duque logró un 67,73 por ciento, con 3.904.201 votos. Venció cómodamente a sus adversarios Marta Lucía Ramírez, quien logró 25,78 por ciento y Alejandro Ordóñez con 6,47 por ciento. Luque ofreció anoche la vicepresidencia a Ramírez. En la consulta de las fuerzas de izquierda, y con 96,10 por ciento del voto escrutado, ganó con holgura aún mayor Gustavo Petro. Este alcanzó 2.761.497 votos, có 84,69 por ciento de los votantes, mientras Carlos Caicedo, con 498.945 votos, se quedó con 15,30 por ciento. La diferencia de votantes entre la derecha (casi cuatro millones de votos para Duque) y Petro (2,7 millones) parece anticipar que el derechista debería tener el camino más o menos allanado en las futuras presidenciales.

Duque declaró que "esta coalición es para toda Colombia, el país se ha expresado a través del voto libre de los ciudadanos, estoy motivado por devolverle la democracia a Colombia y la confianza en sus instituciones", indicó Duque. Entre sus propuestas de gobierno está la modificación de los acuerdos de paz con las Farc, pues asegura que garantizan la impunidad a los ex terroristas, que cometieron crímenes graves de guerra.

En el caso de la izquierda, Petro, ex alcalde de Bogotá y ex guerrillero, representa al ala más radical de las fuerzas de izquierda en la consulta, lo que evidencia la polarización reinante en el país. Ayer declaró que "los hechos de hoy muestran un transcurso de acontecimientos que nos permiten afirmar que el gobierno de Juan Manuel Santos no está ofreciendo las garantías electorales para una campaña presidencial que arranca hoy, con posibles resultados muy ajustados". Se refería a los episodios de violencia que se vivieron en la campaña.

En cuanto a las parlamentarias, el voto para el Senado con el 85,7 por ciento daba también a Cambio Democrático primero, pero con un voto muy repartido. El CD de Uribe lograba el 16,58 por ciento, los liberales lograban un 12,45 por ciento y los conservadores un 12,15 por ciento, mientras que el Partido de la U se quedaba en el 11,92 por ciento. La U es el partido de Santos, que contó para gobernar con los apoyos de los liberales y los derechistas de Cambio Radical. Esta última formación ayer sumaba en el Senado un considerable 13,60 por ciento. En el voto senatorial individual, Uribe lideraba seguido del ex alcalde de Bogotá Antanas Mockus. El partido creado por la ex guerrilla de las Farc, que conservó esas siglas apenas lograba el 0,35 por ciento de los votos contabilizados el 88 por ciento de los sufragios. Pese a ese minúculo respaldo, las Farc ya tiene garantizados 10 escaños en el Congreso, cinco en el Senado y cinco en la Cámara de Representantes, gracias al acuerdo de paz firmado con Santos a finales de 2016. Fue precisamente este beneficio, doble para los líderes guerrilleros al darles la protección de fueros, y bancadas que no ganaron en las urnas, un flanco que Uribe explotó en la campaña. Además, las bancas senatoriales y de representantes llegarán antes de comparecer ante los tribunales especiales creados ad hoc para las Farc. Todo esto claramente cayó muy mal en el electorado colombiano, que desconoció a los ex guerrilleros en las urnas. Los colombianos depositaron su voto para elegir a 102 senadores y 166 representantes o diputados.

La campaña transcurrió en medio de agresiones, incluso físicas, de las que deberían ser las elecciones más tranquilas de la historia reciente de Colombia por la firma del acuerdo de paz con las Farc, que durante décadas fueron un factor desestabilizador de la política nacional.

El partido de Alvaro Uribe se posicionó como el favorito para las presidenciales del

27 de mayo próximo

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});