El Mundo

Unos 20.000 civiles huyeron de un enclave rebelde en Siria

Escapan de las bombas del régimen sirio y Rusia. Se cumplen siete años de la guerra civil, que dejó hasta el momento más de 350.000 muertos

Viernes 16 de Marzo de 2018

Al menos 20.000 civiles huyeron ayer del enclave rebelde de Guta oriental, cerca de Damasco, donde el régimen sirio tomó más del 70 por ciento del territorio. Los masivos bombardeos aéreos y de artillería del régimen han causado miles de muertos en Guta. Más de 350.000 personas murieron desde que comenzó el conflicto en Siria en 2011 y luego de siete años de guerra el país está en ruinas. El presidente Bashar Assad, debilitado durante mucho tiempo, logró, gracias al directo apoyo militar de Rusia, revertir la situación en el terreno hasta retomar el control de más de la mitad del país.

Cerca de Damasco, las fuerzas gubernamentales sirias y de Rusia se concentran en la amplia operación iniciada a mediados de febrero contra Guta oriental, en donde se encuentra el último bastión de la oposición más cercano a Damasco.

Luego de más de tres semanas de ofensiva, el régimen retomó el control de más del 70 por ciento del bastión rebelde, al costo de numerosas víctimas civiles. Los bombardeos diarios sobre el enclave dejaron unos 1.250 civiles muertos, de los cuales más de 250 son menores, y 4.800 heridos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Esta metodología puede implicar crímenes de guerra, pero ni Rusia ni Assad se muestran preocupados por las numerosas denuncias que han recibido.

Guta oriental está sitiado desde 2013 y la ofensiva del régimen logró dividirlo en tres sectores. Ayer más de 20.000 civiles huyeron de Hamuriya y otras localidades del sur, según el OSDH. Los civiles iban a pie, en autos y en moto, en dirección de las zonas controladas por el régimen sirio. "Hamuriya está ya casi vacía", dijo uno de ellos. La televisión estatal de Siria. Al-Ikhbariya TV mostró a hombres, mujeres y niños saliendo a pie de Hamuriya, algunos con su ropa y colchones cargados sobre sus cabezas. Por la tarde, el OSDH indicó que las fuerzas sirias, que ingresaron en Hamuriya el miércoles por la noche, lograron tomar el control de toda la ciudad "luego de que se retirasen los combatientes" rebeldes de Faylaq al Rahman.

Mientras, Rusia afirmó que continuaría "apoyando" a las fuerzas gubernamentales en su ofensiva. "Seguiremos combatiendo a los terroristas, los venceremos", dijo el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, en Moscú. Esto significa en concreto que Rusia seguirá bombardeando áreas con miles de civiles inermes. Anoche, Hamuriya fue escenario de bombardeos. Un médico indicó que los socorristas no podían auxiliar a las víctimas por la intensidad de los ataques. La AFP constató los daños causados por los bombardeos en las calles.

Rusia es "cómplice" de las atrocidades de Bashar Assad al "optar deliberadamente" por no presionarlo para que respete el cese al fuego en Guta oriental, señaló el Pentágono. En el sector norte del enclave, en la ciudad de Duma, un convoy con ayuda humanitaria logró ingresar al enclave.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario