El Mundo

Una letal neurotoxina de la Guerra Fría

Aunque su nombre suena inofensivo, Novichok (significa novato en ruso) está considerada como una de las sustancias más mortíferas desarrolladas jamás.

Viernes 06 de Julio de 2018

Aunque su nombre suena inofensivo, Novichok (significa novato en ruso) está considerada como una de las sustancias más mortíferas desarrolladas jamás. Se conocen pocos detalles de esta serie de agentes nerviosos desarrollados en secreto por investigadores soviéticos en los años 70 y 80, contraviniendo las prohibiciones internacionales. Novichok está formado por dos componentes inocuos que se convierten en mortales al mezclarse. Esta reliquia de la Guerra Fría tiene al parecer un efecto diez veces superior al del VX, la sustancia con la que fue asesinado el año pasado el medio hermano del líder norcoreano Kimi Jong-un en Malasia.

Esta sustancia que actúa sobre el sistema nervioso provoca la pérdida de control de los músculos, generando espasmos y parálisis. A menudo en forma de polvo extremadamente fino, penetra en el cuerpo a través de la piel o por vía respiratoria y normalmente causa la muerte por asfixia o paro respiratorio en pocas horas. Los efectos mortales del Novichok pueden durar varios meses.

Según Ahmet Uzumcu, especialistas en armas químicas de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, el gas fue fabricado en secreto dentro de un complejo militar ubicado en el pueblo de Shikhany, en el corazón del territorio ruso. Entre 50 y 100 gramos de este peligroso agente fueron usados en el ataque de Salisbury, en el que el ex espía ruso Serguei Skripal y su hija Yulia, de 33 años, resultaron afectados en marzo. Tras el misterioso ataque, los laboratorios de Shikhany fueron demolidos, en un intento por ocultar la relación entre el atentado contra los Skripal, y el gobierno ruso, sugirió Uzumcu.

Especialistas en guerra química creen que el Novichok podría usarse como un arma en el campo de batalla y no solo para "silenciar" ex espías. Novichok es tan avanzado, que los sistemas actuales de los países miembro de la Otán, la alianza de naciones del Atlántico norte, no tienen sistemas para detectarlo a tiempo, por lo que un ataque con este arma sería imposible de detener.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});