El Mundo

Una célula islamista planeaba decapitar víctimas en Cataluña

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, quien ha interrogado a los detenidos ha enviado a prisión a siete de los once detenidos, sin darles posibilidad de paguen una fianza.

Sábado 11 de Abril de 2015

Una célula de yihadistas detenidos en Barcelona este miércoles tenían la idea de secuestrar a una persona, vestirla con un overol naranja y degollarla, para después emitir un video del crimen, copiando el estilo del grupo terrorista Estado Islámico. También pretendía atentar contra la vida de altas figuras de la política catalana e incluso contra su Parlamento. Los planes terroristas suponen un salto cualitativo en las células yihadistas detectadas en España, resaltaba ayer la prensa española. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, quien ha interrogado a los detenidos ha enviado a prisión a siete de los once detenidos, sin darles posibilidad de paguen una fianza.

   Además, un juez de menores decretó seis meses de reclusión para el undécimo detenido, un joven de 17 años. Los once arrestados, diez hombres y una mujer, tienen entre 17 y 45 años. Habían sido detenidos el miércoles en diversos municipios de Cataluña. Entre ellos destacan un paraguayo y cinco españoles, cuatro de ellos conversos al islam, además de cinco marroquíes. La célula se hacía llamar “Fraterninad Islámica, Grupo para la predicación de la Yihad”, y también pretendía secuestrar a la directora de una sucursal bancaria, a la que supuestamente ya tenían identificada, para exigir un rescate con el que financiar sus actividades terroristas. Según el juez, que imputó a los detenidos el delito de “pertenencia a organización terrorista”, uno de ellos “estuvo a punto de atentar contra una librería judía en Barcelona” y había propuesto en una reunión atentar contra el territorio nacional español.

Dos fines. La célula desarticulada “tenía dos fines terroristas: captar, reclutar y adoctrinar yihadistas para enviarlos a Siria” para enrolarse en el Estado Islámico (EI). Pero como esta misión no salió adelante, tenían también voluntad de atentar en España. Fuentes fiscales han señalado la rapidez con la que sus miembros, algunos de ellos conversos al islam, se han radicalizado. Uno de ellos, precisamente uno de los ideólogos del grupo, tardó un año en hacer ese periplo religioso. Los yihadistas habían fotografiado diversos edificios públicos y privados de Barcelona, con imágenes tomadas desde diferentes ángulos. Contaban, además, con sustancias químicas para elaborar explosivos y un “arsenal bélico”. Se les han incautado veinticinco bolsas con diferentes componentes y una con un material de color amarillo, posiblemente azufre. Habían elaborado, incluso, un logo para identificarse, formado por un machete y una metralleta.

    El juez detalla que el creador de la célula terrorista se encontraba ya “en fase de preparación de un atentado, intentando determinar un objetivo y un modo de llevarlo a cabo”. Otro de los detenidos sugirió atentar contra los “peces gordos”, refiriéndose “al asesinato de políticos y ataques a estamentos oficiales como el Parlamento de Cataluña”. Entre los tres para los que la fiscalía no ha solicitado prisión está la única mujer. Igualmente, ha pedido medidas cautelares como la retirada del pasaporte y la obligación de comparecer en tribunales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario