El Mundo

Un viceministro francés, obligado a renunciar por un escándalo sexual

Georges Tron, un viceministro del presidente Nicolas Sarkozy, dimitió después de ser acusado de acoso sexual por dos mujeres. La acusación fue apoyada por la fiscalía. El caso estalla a dos semanas del escandadoso arresto en Nueva York del titular del FMI, Dominique Strauss-Kahn.  

Lunes 30 de Mayo de 2011

París. — Georges Tron, un viceministro del presidente Nicolas Sarkozy, dimitió después de ser acusado de acoso sexual por dos mujeres. La acusación fue apoyada por la fiscalía. El caso estalla a dos semanas del escandadoso arresto en Nueva York del titular del FMI, Dominique Strauss-Kahn. La reiteración de acusasiones por delitos sexuales contra altos funcionarios franceses llama la atención y causa preocupación en la opinión pública y los medios de comunicación galos. Francia, que ya contaba con una imagen de país permisivo con los actos de acoso sexual por parte de hombres poderosos, consolida esa impresión con estos dos casos de repercusión internacional.
  Una de las dos demandantes contra Tron dijo que se había animado a hablar luego del arresto de Strauss-Kahn, el francés que dirigía el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que hasta ese momento se perfilaba como gran candidato a ser presidente de Francia el año que viene. Strauss-Kahn está bajo arresto domiciliario y bajo fianza en EEUU, acusado por intento de violación contra una mucama de un hotel. Renunció a su cargo luego del escándalo.
  Ahora, la fiscalía francesa abrió una investigación sobre las acusaciones contra Tron, secretario de Estado de la Función Pública, cargo equivalente a viceministro. “El señor Georges Tron informó al primer ministro François Fillon de su dimisión del gobierno”, informó lacónicamente la oficina del primer ministro en un comunicado. “El primer ministro, junto con el presidente de la República, toma nota de esta decisión, que no prejuzga en ningún caso los próximos pasos que adoptará el sistema judicial con respecto a las demandas presentadas contra Georges Tron, cuya legitimidad él rebate”, agrega el comunicado oficial.
  Tron calificó las acusaciones de “increíbles” y dijo que las dos mujeres que lo acusan fueron despedidas de sus trabajos en el municipio de Draveil, al sur de París, donde él es alcalde. La superposición de cargos municipales y nacionales es común en el sistema político francés. El abogado de Tron, Olivier Schnerb, recibió instrucciones para presentar una demanda por difamación contra ambas.

Sin margen. Tron resistió cuatro días en su cargo luego de la acusación de la fiscalía, pero finalmente debió presentar la renuncia ante la imposibilidad del gobierno de seguir defendiéndolo. La decisión intenta evitar un costo mayor para el presidente Sarkozy, a un año de las elecciones presidenciales. En una carta dirigida a Sarkozy, Tron ha asegurado que “en calidad de simple ciudadano, haré reconocer mi inocencia como una cuestión personal”. Tron agregó en la carta que la acusación “es una venganza personal y no hay elementos para probar” el presunto delito.
  Strauss-Kahn, que se esperaba que se presentara a la presidencia como candidato del Partido Socialista en 2012, dimitió del FMI y se declaró inocente. Pero mientras que el caso de Strauss-Kahn beneficia indirectamente a Sarkozy, dado que quitó a un competidor del medio, el de Tron claramente lo perjudica. El ex jefe del FMI superaba a Sarkozy en los sondeos con vistas a las presidenciales del año próximo, cuando el actual presidente buscará su reelección. Aún resta saber qué costo tendrá el affaire Tron en los sondeos de opinión pública.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario