El Mundo

Un periodista crítico con el Kremlin fingió su asesinato

Arkadi Babchenko aseguró que con ayuda del gobierno de Ucrania mintió sobre su muerte para frustrar un complot de los servicios rusos.

Jueves 31 de Mayo de 2018

Ucrania anunció ayer que había simulado la muerte del periodista ruso crítico con el Kremlin Arkadi Babchenko para desbaratar un intento de asesinato por parte de Rusia. Los servicios de seguridad ucranianos (SBU) anunciaron además que detuvieron al hombre que planeaba el homicidio de Babchenko e indicaron que éste recibió 40.000 dólares de los "servicios especiales rusos" para preparar el asesinato. Menos de 24 horas después del anuncio de su muerte, el periodista ruso apareció vivo durante una rueda de prensa en Kiev y explicó haber participado en un montaje en el marco de una operación especial preparada durante dos meses.

El jefe del SBU, Vasil Gritsak, explicó a la prensa que todo era parte de una operación para evitar un verdadero plan para asesinarlo. "Gracias a esta operación fuimos capaces de desbaratar un complot cínico y aportar pruebas de cómo el servicio de seguridad ruso estaba urdiendo este crimen", añadió Gritsak. "Aún sigo vivo. Se quedaron con las ganas", declaró Babchenko. "Quería darles las gracias a los servicios de seguridad ucranianos por haberme salvado la vida", agregó. El martes, la policía anunció que el reportero de 41 años había sido ejecutado de tres disparos por la espalda cuando regresaba a su departamento.

La noticia de la "muerte" del reconocido corresponsal de guerra y ex soldado provocó una serie de acusaciones entre Kiev y Moscú, así como una gran conmoción entre sus colegas de profesión. El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso denunció una "nueva provocación antirrusa" y aseguró estar "encantado de que ese ciudadano ruso siga vivo".

Según el jefe del SBU, el detenido iba a preparar los asesinatos de unas 30 personas más, sobre todo rusos exiliados en Ucrania. Un consejero del ministro del Interior y diputado Anton Guerachenko afirmó en Facebook que el montaje era necesario para "documentar toda la trama, desde el asesino a sueldo hasta los organizadores y los instigadores", convenciéndolos de que "el encargo había sido ejecutado".

Babchenko participó en Rusia en las dos guerras de Chechenia como soldado, antes de convertirse en un periodista muy crítico con el Kremlin. Contó las guerras en esta república rusa del Cáucaso en el libro "El color de la guerra". Después de viajar al este de Ucrania, donde el conflicto entre el ejército ucraniano y los separatistas prorrusos provocó más de 10.000 muertos en cuatro años, denunció el papel de Rusia en la guerra, apoyando la tesis de Kiev y de Occidente según la cual Moscú apoya militarmente a los rebeldes, lo que Rusia niega. Antes de su marcha de Moscú en 2017, donde decía sentirse amenazado por sus revelaciones sobre la guerra en Ucrania, colaboró en el periódico Novaia Gazeta y la radio Echo de la capital, dos medios críticos con el Kremlin. El 20 de julio de 2016, otro periodista, el bielorruso Pavel Sheremet murió en la explosión de una bomba colocada en el vehículo que conducía en pleno centro de Kiev, un caso que aún no se esclareció.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario