El Mundo

Un mortero palestino mató a un chico israelí de 4 años

Es la primera vez desde que empezó el conflicto el 8 de julio pasado que un niño muere en Israel a causa de los ataques palestinos. Otros tres civiles y 64 soldados murieron previamente.

Sábado 23 de Agosto de 2014

Un niño israelí murió por el disparo de un mortero de Hamas desde la Franja de Gaza, un ataque por el que el grupo extremista islámico pagará un "alto precio" según advirtió el primer ministro israelí Benajmin Netanyahu. Es la primera vez desde que empezó el conflicto el 8 de julio pasado que un niño muere en Israel a causa de los ataques palestinos. Otros tres civiles y 64 soldados murieron previamente.

Daniel Tregerman, de cuatro años, murió poco después de ser alcanzado por el mortero, que según medios israelíes fue lanzado desde "una escuela de la ONU" o desde sus cercanías. El diario Ynetnews.com informó que el chico y su familia habían retornado reciementente al kibbutz ante las promesas de seguridad que había dado el ejército israelí y el reciente cese del fuego. Los padres del niño, Gila y Doron, habían dejado la casa por el constante fuego de cohetes desde Gaza, pero decidieron volver pocos días atrás, cuando el cese del fuego parecía consolidado. Pero cuando el alto del fuego con Hamas se hundió el martes, la familia Tregerman fue atrapada por el retorno de la violencia en su casa del kibbtuz de la región de Sahar HaNegev. Toda la familia estaba en la casa cuando ocurrió el bombardeo. Los chicos jugaban y cuando sonó la alarma los padres tomaron a los dos hijos más chicos y los llevaron a la pieza blindada que por reglamento tiene cada casa. Pero Daniel no tuvo tiempo de llegar y una esquirla del mortero lo hirió de muerte. La alarma por morteros suele ser de pocos segundos, a diferencia de la de los cohetes, de trayectoria mucho más larga. Según algunos comentaristas en Twitter, Daniel era nieto de argentinos, algo que no pudo confirmarse. Al menos 113 proyectiles fueron disparados ayer desde Gaza contra Israel. Uno fue interceptado sobre Tel Aviv.

Tras 46 días de sangrientos ataques y represalias de ambos lados, la muerte del chico israelí amenaza provocar una nueva escalada. En total, 64 militares israelíes y cuatro civiles han perdido la vida desde el 8 de julio. "Hamas pagará un alto precio por este ataque. El ejército y los servicios de inteligencia intensificarán sus operaciones hasta que se haya alcanzado el objetivo" de la operación militar, indicó un portavoz de Netanyahu.

Por su parte, el embajador de Estados Unidos en Israel, Dan Shapiro se refirió al triste suceso. "Condeno enérgicamente el ataque terrorista intolerable y envío mis condolencias a la familia del niño", escribió en su página de Facebook. "Israel tiene el derecho y la obligación de defenderse y Estados Unidos apoya esto", indicó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS