El Mundo

Un militante de extrema derecha asesinó a dos inmigrantes en Italia

Florencia.- La persecución a los inmigrantes resucitó peligrosamente en Italia. Un italiano militante de extrema derecha mató ayer a dos vendedores ambulantes senegaleses e hirió a otros tres en Florencia y luego se suicidó.

Miércoles 14 de Diciembre de 2011

Florencia.- La persecución a los inmigrantes resucitó peligrosamente en Italia. Un italiano militante de extrema derecha mató ayer a dos vendedores ambulantes senegaleses e hirió a otros tres en Florencia y luego se suicidó. Los heridos, un hombre de 42 años con un tiro en el abdomen, otro de 32 con heridas en el pecho y otro de 37, están graves, aseguraron las autoridades.

El autor de los disparos, de 50 años, llegó en auto a la plaza Dalmazia de Florencia y abrió fuego contra tres vendedores senegaleses, de los cuales mató a dos y dejó a otro herido. Luego escapó y fue hasta el mercado de San Lorenzo, que queda cerca de la plaza, y aparentemente abrió fuego nuevamente contra dos hombres, también inmigrantes senegaleses, antes de suicidarse de un tiro en un estacionamiento subterráneo.

"La hipótesis es que se suicidó cuando vio que intervenía la policía", dijo el fiscal de Florencia Giuseppe Quattrocchi, según medios locales.

El agresor fue identificado como Gianluca Casseri. Era integrante de Casa Pound, el grupo de cultura neofacista más importante de Italia, bautizado así en honor al poeta norteamericano Ezra Pound, simpatizante del dictador Benito Mussolini, que fue procesado como fascista al concluir la Segunda Guerra Mundial.

Al parecer, Casseri era un hombre solitario, introvertido y aficionado a la literatura. En 2001 había fundado una revista dedicada al mundo fantástico llamada "La soglia" (El umbral) y en 2010, junto al editor Enrico Rulli, publicó una novela histórica titulada "La llave del caos", ambientada en la Praga del siglo XVI.

Después de conocerse la noticia de los tiroteos, varios inmigrantes senegaleses realizaron una marcha de protesta espontánea. Los inmigrantes chocaron con los efectivos al saber que otros dos senegaleses habían sido heridos en el segundo incidente.

El alcalde de Florencia, Matteo Renzi, recibió más tarde a una delegación que representaba a los inmigrantes africanos, muchos de los cuales venden objetos de cuero a los millones de turistas que visitan la ciudad italiana cada año.

El presidente Giorgio Napolitano denunció ayer la "matanza bárbara de dos trabajadores extranjeros" y la "explosión ciega de odio". Napolitano pidió a las autoridades y la sociedad italianas que "combatan de raíz toda forma de intolerancia y reafirmen la tradición de apertura de nuestro país".

Por su parte, un importante miembro del Partido Democrático, de centroizquierda, Walter Veltroni, dijo que el ataque era "barbarismo puro" y el fruto del "clima de intolerancia hacia los extranjeros creado en los últimos años".

Contra los gitanos. El doble asesinato de ayer se suma a los incidentes ocurridos durante el fin de semana en Turín, donde hinchas extremistas con insignias de la Juventus aprovecharon una denuncia falsa de violación para arrasar un campamento de inmigrantes rumanos.

Una chica de 16 años, ayudada por su hermano, había denunciado que unos gitanos le habían robado su virginidad. Se trataba en realidad de una treta por miedo a que sus padres -tan obsesionados con "la pureza" de la menor que la llevaban ante un ginecólogo una vez al mes- descubrieran que se había acostado con su novio.

El supuesto agravio se extendió rápidamente por las modestas viviendas del barrio de Vallette, construido en los años 60 a las afueras de Turín para albergar a los trabajadores del sur de Italia. La indignación de los vecinos, al principio pacífica, se convirtió en una cacería cuando un grupo de extremistas llegó al barrio. "Los niños y las mujeres a casa", llegaron a ordenar a los vecinos, "vamos a cazar a esos gitanos". Unos minutos después, el asentamiento gitano empezó a arder. Solo la rápida acción de la policía evitó que se convirtiera en una tragedia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario