El Mundo

Un líder opositor que desafía a Evo Morales hoy volvería a La Paz

Luis Camacho, del Comité Cívico de Santa Cruz, pide la renuncia del presidente. Partidarios de Evo, el lunes, le impideron salir del aeropuerto.

Miércoles 06 de Noviembre de 2019

El líder del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, quien fue cercado por simpatizantes del gobierno a su llegada al Aeropuerto Internacional de El Alto para exigir la dimisión del presidente boliviano, Evo Morales, tuvo que regresar ante la creciente tensión en la terminal aérea. Pero anunció que hoy lo volverá a intentar en un segundo viaje en el que partirá de Santa Cruz.

En tanto, Morales, como reacción, reiteró ayer su llamamiento a la "unidad" nacional para combatir a los "vende patrias" a los que ha acusado de gestar un "golpe de Estado" para hacerse con los recursos naturales del país, en el marco de las protestas opositoras contra su reelección en el cargo.

A la cabeza de una marcha oficialista impulsada por la Central Obrera Boliviana (COB), desde El Ato a La Paz, el líder indígena alertó de que los culpables de la violencia en realidad "quieren traer la injusticia" a la nación andina privatizando de nuevo sus recursos naturales.

Las protestas en Bolivia estallaron la noche de las elecciones celebradas el 20 de octubre por la suspensión repentina de la transmisión de los resultados oficiales.

Camacho

Camacho viajó el lunes a La Paz con la intención de organizar una marcha y entregar a Morales una carta exigiendo su dimisión, una vez cumplido el plazo de 48 horas que los Comités Cívicos —organizaciones sociales de carácter opositor— habían dado al presidente para dejar el cargo por el supuesto fraude electoral.

El dirigente opositor, sin embargo, no pudo abandonar el aeropuerto por la presencia de un grupo de seguidores de Morales que comenzó a concentrarse sobre las 22.30 del lunes. Cientos de simpatizantes se concentraron en torno al Aeropuerto Internacional de El Alto en una gran vigilia, si bien un pequeño grupo logró adentrarse en la terminal aérea al grito de "los racistas no pasarán" y "Evo, no estás solo".

A través de sus redes sociales, Camacho culpó a un responsable de la seguridad aeroportuaria, Ibert Aguilar, de llamar a una "horda" para frenarle el paso.

En este contexto, el Ministerio de Gobierno ordenó un despliegue policial "para garantizar y resguardar la vida e integridad física" de Camacho, que ha sido trasladado a una zona segura.

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, aseguró que a Camacho "nadie en el aeropuerto de El Alto le tocó ni un pelo" y, en cambio, acusó al jefe del Comité Cívico santacruceño de "gritar a funcionarios sin motivos".

Nueve periodistas que cubrían los incidentes en el aeropuerto fueron retenidos durante horas por partidarios de Morales.

El periodista del diario cruceño "El Deber" Miguel Ángel Melendres denunció que los manifestantes le pidieron, como a otras personas que querían entrar o salir del aeropuerto, que muestre su cédula de identidad y al ver que es nacido en la región oriental de Santa Cruz, tradicional bastión opositor al MAS de Evo, le negaron el paso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario