El Mundo

Un joven enemigo de la corrupción es el nuevo presidente de El Salvador

La indignación que causa la corrupción política fue decisiva para que los salvadoreños eligieran presidente al joven empresario Nayib Bukele, quien se postulaba por un parido de derecha.

Martes 05 de Febrero de 2019

La indignación que causa la corrupción política fue decisiva para que los salvadoreños eligieran presidente al joven empresario Nayib Bukele, quien se postulaba por un parido de derecha. Con una campaña basada en la lucha contra la corrupción, Bukelele terminó con el histórico bipartidismo de El Salvador. Obtuvo 53,7 por ciento de los votos mientras que Carlos Calleja, candidato de un bloque de cuatro partidos conservadores que encabezó Alianza Republicana Nacionalista (Arena), quedó en segundo lugar con 31,6 por ciento. El ex canciller Martínez, del izquierdista FMLN logró apenas 13,7 por ciento. El FMLN perdió la presidencia en estas elecciones.

Pero para gobernar y cumplir sus promesas electorales Bukele va a necesitar el apoyo no solo de las fuerzas sociales sino también de los partidos políticos tradicionales, que dominan la Asamblea Legislativa. Bukele viene del sector privado y es conocido por ser el importador de las motos Yamaha.

De solo 37 años, tendrá que empezar a cumplir su carta fuerte de la campaña, la creación de una Comisión Internacional contra la Impunidad en El Salvador para terminar con la alarmante corrupción endémica. Bukele, que se postuló por el partido de derecha Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), dijo que en los últimos años se han robado del erario unos 1.500 millones de dólares. También prometió construir cuatro nuevos hospitales, un aeropuerto en el oriente del país y un ferrocarril que recorrerá toda la zona costera; ampliar un gravamen a las tierras agrícolas ociosas y aplicar un impuesto al valor agregado diferenciado, que sea mayor para los bienes de lujo y menor o exceptuado para la canasta básica y las medicinas.

"Este gobierno nuevo va a ser débil. Es que no tiene apoyo legislativo", señaló Alvaro Artiga, profesor de la Universidad José Simeón Cañas. La nueva administración "estará en una situación todavía más complicada" que el actual gobierno del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que tiene 23 diputados.

Si Bukele continúa su alianza con GANA solo contará con 10 diputados, más uno del partido Cambio Democrático. Para aprobar una ley necesita 43 de los 84 votos de los diputados de la Asamblea Legislativa. La derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) cuenta con 37 diputados, sus aliados del Partido de Concertación Nacional tienen nueve y la Democracia Cristiana tres, suficientes para controlar el Parlamento.

Artiga dijo que Bukele va a tener que demostrar que es diferente "a los mismos de siempre" y construir un gabinete "que no son los amigos, los familiares, todo de lo que se ha acusado a los mismos de siempre y que él no lo puede repetir, porque la gente votó en términos de rechazo". Bukele se inició en política abrazando la bandera roja de los ex guerrilleros, pero sus constantes críticas a la cúpula del FMLN terminaron con su expulsión.Para el ex guerrillero y analista Salvador Samayoa, el rechazo al FMLN y a Arena, que han gobernado el país en los últimos 30 años, fue el que llevó a Bukele al poder. "Es el resentimiento de la clase media urbana con las elites del país. Ese fue el tema, nunca fue que el candidato es mejor, más honesto, más sano, más capaz". "Es obvio que el candidato (de Arena) Carlos Calleja era mejor, pero no se trataba de eso".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});