El Mundo

Un grupo de legisladores italianos se tomaron a golpes en plena sesión por culpa de Berlusconi

Golpes de puño, acalorados insultos y acusaciones cruzadas disparó un grupo de parlamentarios de la Liga Norte, uno de los aliados políticos del primer ministro Silvio Berlusconi. El incidente se sumó a la ola de rumores sobre la inmimente renuncia del jefe de gobierno italiano, acosado por escándalos políticos y sexuales. 

Miércoles 26 de Octubre de 2011

Un grupo de parlamentarios de la Liga Norte, el partido socio en el gobierno de Silvio Berlusconi, protagonizó un acalorado incidente en la Cámara de los Diputados de Italia, donde varias decenas de ellos, con golpes e insultos pidieron a gritos la dimisión del presidente de esa entidad, Gianfranco Fini.

Los incidentes se desataron tras la intervención del portavoz de la Liga Norte, Marco Reguzzoni, criticando unas declaraciones televisivas de Fini, en las que acusaba a la esposa de Umberto Bossi, el líder del partido, de ser una "babyjubilada" por recibir una pensión desde que cumplió 39 años.

"Es inoportuno que el presidente de la cámara haga política y participe en programas de televisión, como ocurrió ayer en Ballaró (el tercer canal de la RAI)", afirmó Reguzzoni entre los aplausos de sus correligionarios, que enseguida corearon gritos de "dimisión, dimisión".

La tensión se incrementó cuando otros grupos políticos, como Futuro y Libertad para Italia (FLI), de Fini, salieron en defensa del titular de la cámara baja, que intervino para explicar que la Cámara de Diputados "no es la sede en la que su presidente pueda dar respuestas políticas".

Ante estas palabras, crecieron los silbidos y los gritos por parte de los diputados de la Liga Norte. La vicepresidenta de la Cámara, Rosy Bindi, se vio obligada a suspender la sesión y pidió disculpas "por el espectáculo" a un grupo de estudiantes que había acudido a la sede política como público.

No es la primera vez que la Cámara de los Diputados tiene que hacer frente a un episodio como este, ya que el 11 de octubre fueron los partidos de la oposición los que, desde sus tribunas, pidieron a gritos la dimisión del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario