El Mundo

Un ex abogado de Trump admitió que pagó para manipular encuestas

Los desembolsos de dinero para mejorar la imagen pública del republicano comenzaron dos años antes del lanzamiento de la campaña de 2016.

Viernes 18 de Enero de 2019

Michael Cohen, antiguo abogado personal del ahora presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió que el magnate dio el visto bueno a la contratación de una empresa para manipular dos encuestas publicadas en Internet por sendos medios de comunicación con el objetivo de mejorar su imagen pública de cara a la campaña presidencial de 2016. The Wall Street Journal publicó ayer una información sobre la supuesta contratación de la empresa tecnológica RedFinch Solutions por parte del equipo de Trump. En concreto, considera acreditado que la firma y Cohen pactaron el pago de 50.000 dólares a cambio de una serie de servicios tecnológicos que comenzaron en 2014. En enero de ese año, Cohen pidió al responsable de la empresa, John Gauger, que manipulara un sondeo de la cadena CNBC para colocar a Trump entre los principales empresarios del mundo, aunque finalmente el magnate no logró entrar ni entre los cien primeros. En febrero del año siguiente, ya con Trump preparado para entrar de lleno en la carrera por la Casa Blanca, el abogado encargo a la firma que controlase una encuesta del Drudge Report sobre potenciales candidatos republicanos. El actual presidente se colocó quinto, con un 5 por ciento del total de votos.

El "cerebro" de los pagos

Cohen respondió a estas informaciones a través de su perfil en Twitter, desde donde aseguró que no actuó por su cuenta: "Lo que hice fue por orden y por el bien de Trump". "Lamento mucho mi lealtad ciega a un hombre que no lo merece", aseguró el abogado, que en estos últimos meses intentó implicar al presidente en todas las maniobras que le imputan. También señaló a Trump como «cerebro» en el pago de 130.000 dólares antes de las elecciones a dos mujeres a cambio de que guardasen silencio sobre sus supuestas relaciones extramatrimoniales con el presidente. La supuesta violación de las normas de financiación de campañas y otros delitos le costaron ya a Cohen una condena de tres años de prisión.

A principios de 2015, Gauger se presentó en la Torre Trump para cobrar los 50.000 dólares prometidos por Cohen, pero según The Wall Street Journal solo recibió una bolsa del supermercado Walmart con entre 12.000 y 13.000 dólares en efectivo, además de un guante de boxeo que supuestamente pertenecía a un luchador brasileño de artes marciales. Cohen negó que le entregase a Gauger el dinero en bolsas, argumentando que todas las transacciones se hicieron a través de cheques, según la única declaración que recogió The Wall Street Journal del abogado. Gauger aseguró que nunca recibió el dinero restante hasta llegar a los 50.000 dólares, aunque Cohen sí habría solicitado al conglomerado de Trump el reembolso de dicha cantidad. Según el periódico, bastó una nota escrita a mano del abogado para que este recibiese el dinero, en su mayoría procedente de una cuenta personal del actual presidente de Estados Unidos.

Rudy Giuliani, actual abogado de Trump, aseguró que lo único que demuestra este baile de cifras es que Cohen engañó a todos. "Si algo quedó claro, es que Michael Cohen no es de fiar", aseguró, en alusión a un reembolso al que la Fiscalía aludió en las acusaciones formales de estos últimos meses.

El propietario de RedFinch contó al rotativo que Cohen le prometió en su día una relación lucrativa con la campaña de Trump, pero esta promesa quedó reducida a unos intentos vanos por manipular encuestas y a la creación de una cuenta de Twitter en favor del abogado. La cuenta en cuestión, @WomenForCohen, creada en mayo de 2016, presentaba a Cohen como un "sex symbol", alababa su aspecto y su carácter y aplaudía sus apariciones y declaraciones en favor de la candidatura de Trump.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});