El Mundo

Un coro unánime de condena surgió en todo el planeta contra el múltiple crimen

Reporteros Sin Fronteras dijo que el ataque a una redacción "en pleno París, y ya no en Pakistán o Irak, es una pesadilla hecha realidad". Obama condenó el "intolerable ataque".

Jueves 08 de Enero de 2015

Líderes políticos y religiosos de todo el mundo manifestaron su conmoción y tristeza tras el ataque perpetrado contra el semanario francés Charlie Hebdo en París, que dejó 12 muertos y 11 heridos, cinco de ellos graves.

En Washington el presidente Barack Obama condenó duramente el "intolerable ataque" y ofreció ayuda a las autoridades francesas para llevar a los atacantes ante la justicia. "Una y otra vez, el pueblo francés se ha levantado por los valores universales que generaciones de nuestros pueblos han defendido", afirmó Obama. "Francia y la gran ciudad de París, donde tuvo lugar este intolerable ataque, ofrece al mundo un ejemplo más allá del tiempo que perdurará por sobre la visión llena de odio de estos asesinos", agregó el presidente, que envió sus condolencias a las víctimas del ataque terrorista.

La canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro británico David Cameron condenaron de manera conjunta desde Londres. "Lo que sucedió hoy en París es un atentado bárbaro contra los valores con los que convivimos en Europa", señaló Merkel, durante una visita a la capital británica. "Defendemos los valores inquebrantables de la libertad de prensa, de la libertad, de la democracia", subrayó. Y Cameron añadió: "No podemos permitir jamás que los valores de la democracia y la libertad de expresión, vitales para nosotros, sean dañados por estos terroristas". "Fue un crimen horrible, injustificable y a sangre fría", declaró por su lado el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, "un asalto directo contra una piedra angular de la democracia: los medios y la libertad de expresión".

En Twitter se desataron los mensajes, muchos con el hashtag #JeSuisCharlie ("Yo soy Charlie") para manifestar su solidaridad, mientras que la página oficial de Facebook de la publicación recibió una cantidad impresionante de "me gusta".

Ante la evidencia del origen islámico del atentado, las comunidades musulmanas debieron mostrar su condena sin fisuras. El Consejo Musulmán de Francia repudió como un "acto bárbaro" el atentado perpetrado en París. Se trata de un "ataque contra la democracia y la libertad de prensa", escribió el organismo "en nombre de los musulmanes de Francia". El Consejo Musulmán del Reino Unido se sumó a las críticas. "Quienes sean los atacantes, y cuales fueren sus causas, nada justificar el arrebatar una vida", indicó. Estos organismos, sin embargo, consideraban a los periodistas y dibujantes de Charlie Hebdo como "blasfemos" y enemigos del islam.

En otro tono, el Congreso Judío Europeo advirtió de una "ola de terror" en desarrollo en el continente, llamando a las autoridades a tomar en serio la lucha contra los extremistas. Y el ministro de Relaciones Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, instó a tomar duras acciones contra los terroristas. "Israel se identifica con el dolor de Francia", dijo Lieberman.

Amnistía Internacional, en tanto, sostuvo: "Este es un día negro para la libertad de opinión y para una cultura de prensa vibrante. Pero, sobre todo, es una horrible tragedia humana", según palabras de Stephan Oberreit, de la rama francesa de la organización. "Es una atrocidad que buscó matar a periodistas, suprimir la libertad de expresión y sembrar el temor", añadió. Reporteros Sin Fronteras (RSF) se mostró "profundamente consternada". "El ataque armado a una redacción constituye un tipo de violencia que vemos en Irak, Somalia o Pakistán", dijo el secretario general de RSF, Christophe Deloire, ante la sede de Charlie Hebdo en el centro de París. "¿Podíamos esperar un horror semejante en Francia? Una pesadilla se hizo realidad. Este ataque terrorista marca un día negro en la historia de Francia", añadió.

En tanto, el caricaturista danés Kurt Westergaard, conocido por sus viñetas de Mahoma en el diario "Jyllands-Posten" y atacado en su propia casa por un extremista islámico, condenó el atentado, al que consideró "horrible y terrorífico". Para Westergaard, quien debió mudarse y vive bajo custodia permanente, la sátira debe tener siempre lugar en una sociedad democrática.

Otra víctima del islam radical, el escritor británico Salman Rushdie, se manifestó a favor del "arte de la sátira, que siempre fue una fuerza por la libertad y contra la tiranía, deshonestidad y estupidez". Rushdie fue condenado a muerte por el clero musulmán de Irán y durante años debió vivir en total anonimato.

Condena argentina. Argentina condenó el "bárbaro ataque terrorista". La presidenta Cristina Fernández y "el pueblo argentino condenan enérgicamente el bárbaro ataque terrorista", indicó un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores. Además, se manifestó la "profunda solidaridad con el pueblo y gobierno de Francia y, especialmente, con los familiares de las víctimas. Argentina reitera su inalterable compromiso con la paz y la lucha contra el terrorismo en todas sus formas", indica el comunicado.

El papa Francisco también le dedicó unas palabras a las víctimas francesas del ataque que, según destacó, "devastó esta mañana la ciudad de París, con un alto número de víctimas, sembrando la muerte, sumiendo en la consternación a toda la sociedad francesa y perturbando a los amantes de la paz, más allá de las fronteras de Francia", según un comunicado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS