El Mundo

Ucrania: rebeldes prorrusos llaman a filas a 100 mil hombres

Los prorrusos han lanzado una ofensiva que termina de hecho con el armisticio firmado en septiembre. Buscan tomar una ciudad. Hubo al menos 5.100 muertos en nueve meses.

Martes 03 de Febrero de 2015

La guerra en Ucrania rebrota con fuerza y amenaza con producir miles de muertes. Ayer, el máximo líder de los separatistas armados por Rusia en el este de Ucrania, Alexander Zajarchenko, anunció una gran movilización de 100.000 nuevos combatientes. Los combates y bombardeos contra la población civil han dejado en las últimas 24 horas al menos 25 muertos. Mientras, Estados Unidos estudia la posiblidad de enviar armamento a Kiev, que debe enfrentar a una milicia rebelde que cuenta con armas pesadas rusas.

Movilización. "En diez días iniciaremos una movilización general", anunció Zajarchenko. "Planeamos movilizar hasta a 100.000 personas". Las amenazantes palabras del líder separatista llegan tras el fracaso de la reunión celebrada el sábado en la capital bielorrusa de Misnk por el grupo conformado por Kiev, los separatistas, Rusia y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). Tanto Kiev como la OSCE culparon del fracaso a los separatistas amigos de Moscú. Según el organismo internacional, los rebeldes aliados de Rusia se negaron a discutir el alto el fuego alcanzado en septiembre, que fue violado continuamente desde entonces. Por el contrario, los separatistas pidieron una revisión de esa tregua. El armisticio de septiembre, si bien fue violado numerosas veces, impuso un descenso notorio en el nivel de violencia y estabilizó las líneas del frente de guerra. Ahora, los rebeldes, apoyados por hasta 9.000 soldados rusos según Kiev, han pasado a la ofensiva.

Los separatistas filorrusos acusan a Ucrania de torpedear las negociaciones con bombardeos sobre zonas civiles, y acusaron a la OSCE de tomar partido. Según el líder separatista Denis Pushilin, la OSCE está bajo presión política. El organismo internacional publicó hace una semana un informe técnico con pruebas de que los separatistas son los responsables de la muerte de 31 civiles en la ciudad de Mariúpol. Fue esta la primera matanza de civiles en la nueva escalada. La guerra ha causado al menos 5.100 muertos en nueve meses.

Objetivo. Ahora, los rebeldes prorrusos presionan con todas sus fuerzas para rodear y tomar la ciudad estratégica de Debaltseve, que conecta las capitales separatistas de Donetsk y Lugansk. Según el portavoz militar ucraniano Andri Lysenko, el anuncio de movilización de Zajarchenko "significa que los rebeldes no tienen efectivos y que no llegaron a alcanzar sus objetivos", es decir, Debaltseve. Para Sergui Zgurets, un experto militar independiente en Kiev, el anuncio rebelde podría presagiar la llegada de importantes refuerzos desde Rusia. "Las repúblicas separatistas no tienen medios para movilizar a tantos hombres, si no es con mercenarios rusos", subrayó. Según otro analista ucraniano, Olexandre Sushko, a Rusia "no le interesa negociar un alto el fuego antes de infligirle una importante derrota militar a Ucrania para poder dictar estas condiciones".

Por esto los combates se han intensificado en los últimos días en el corazón industrial de Ucrania. Los dirigentes separatistas estimaron ayer que 242 civiles y 92 de sus combatientes murieron en enero. Otros 411 combatientes resultaron heridos. Más de 50 personas perdieron la vida en los enfrentamientos durante el fin de semana, la mayoría, civiles. En las últimas 24 horas los combates se cobraron la vida de al menos 25 personas, según informaciones de ambos bandos. En Donetsk y Lugansk, los dos bastiones separatistas, murieron al menos 13 civiles y otros 50 heridos. Los rebeldes responsabilizaron al gobierno, pero no hay información independiente. El portavoz separatista Eduard Bassurin informó de siete muertos y 23 heridos en sus filas. Un portavoz del ejército de Kiev aseguró que murieron al menos cinco soldados y resultaron heridos otros 29.

Armas. Por otro lado, Estados Unidos estaría planteándose suministrar armas a Kiev, según informó The New York Times. Hasta ahora el gobierno de Barack Obama sólo proporcionó ayuda no letal a Kiev. Sin embargo, según el diario ahora la Casa Blanca estaría "aproximándose" a un cambio de postura, teniendo en cuenta que las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea a Moscú no surtieron efecto. Un informe, elaborado por ex altos cargos del gobierno y militares, recomendó proporcionar a Ucrania armas defensivas por 3.000 millones de dólares. Se habla de misiles antitanque para infantería, drones de reconocimiento y vehículos de rueda. La Casa Blanca no desmintió las informaciones del diario. "Aunque seguimos concentrándonos en lograr una solución por medios diplomáticos, siempre evaluamos otras opciones que puedan lograr espacio para una solución negociada", afirmó la portavoz de Seguridad Nacional, Bernadette Meehan.

Los dos violan los DDHH

Amnistía Internacional (AI) aseguró que tanto el ejército de Ucrania como las filas separatistas prorrusas que combaten en el este del país han matado a civiles en el actual conflicto. El responsable de la sección para Europa y Asia central de AI, John Dalhuisen, afirmó en Londres que el derramamiento de sangre de civiles se produce debido a que tanto los separatistas prorrusos como las tropas del gobierno de Ucrania disparan salvas de cohetes y de artillería contra zonas densamente pobladas. “Esos ataques violan el derecho humano internacional y pueden ser equiparados con crímenes de guerra”, advirtió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS