El Mundo

Ucrania decretó la ley marcial ante la escalada de Rusia en aguas de Crimea

El domingo Moscú atacó y se apropió de naves ucranianas en un estrecho que debería ser de libre navegación para ambas naciones.

Martes 27 de Noviembre de 2018

El conflicto territorial entre Rusia y Ucrania escaló ayer de manera preocupante. El Parlamento de Ucrania aprobó la ley marcial en partes del país para combatir la "creciente agresión" de Moscú. Estados Unidos y la Otán respaldaron a Ucrania en su denuncia, después que tres naves de su marina fueran capturadas por Rusia el domingo. El episodio ocurrió en el estrecho de Kerch, que une al mar Negro con el mar de Azov, en la península de Crimea. Esta es una provincia ucraniana invadida y anexada por Rusia en 2014. Desde entonces Rusia armó y respaldó en forma directa con su ejército a milicias prorrusas en el oriente de Ucrania. Dos provincias completas, que tienen frontera con Rusia, se mantienen bajo control ruso desde 2014.

El incidente naval ocurrió pese a que la navegación por el mar de Azov y el estrecho de Kerch se regula por un tratado bilateral de 2003. El tratado indica que el de Azov es un mar interior gestionado conjuntamente, por donde pueden circular sin restricciones buques de ambos países, tanto mercantes como militares. Pero desde la anexión de Crimea por Rusia en 2014 Moscú ha pasado a considerar como propias las aguas territoriales ucranianas en torno a la península y también a controlar las dos riberas del estrecho de Kerch, sobre el cual ha construido unilateralmente un puente.

Según el canciller ruso Serguei Lavrov, los barcos militares ucranianos "infringieron aspectos clave del derecho internacional, no sólo del mar, incluida la carta de la ONU, la convención de derecho del mar de 1982, que exigen a todos los países respetar la soberanía de otros países". Como se ve, Rusia considera como propias las costas y aguas de Crimea, de las que empero se apropió en violación de la ley internacional. Lavrov subrayó que "la violación tuvo lugar con métodos muy peligrosos: unas maniobras en un pequeño estrecho; por supuesto, eso podría haber causado amenazas y riesgos para el tránsito normal de buques en esas aguas".

En respuesta, y ante el Parlamento de Ucrania en Kiev, el presidente Petro Poroshenko pidió a los legisladores declarar la ley marcial, una medida que no se había tomado ni durante los peores combates en el oriente en 2014 y 2015, en los que han muerto unas 10.000 personas. Después de un debate de cinco horas, el Parlamento aprobó abrumadoramente su propuesta, votando para imponer la ley marcial durante 30 días en 10 de las 27 provincias de Ucrania — aquellas que tienen frontera con Rusia, Bielorrusia y la separatista Transnistria. Poroshenko dijo que era necesaria la medida debido a "la seria amenaza de una operación terrestre contra Ucrania. Declarar la ley marcial no significa declarar la guerra", dijo. El único fin es "afianzar las defensas de Ucrania a la luz de la creciente agresión de Rusia".

Las medidas incluyen la movilización de recursos militares y el fortalecimiento de defensas antiaéreas.

Ucrania, aliada de Occidente, recibió el respaldo de la Otán y Estados Unidos. El secretario general de la Otán, Jens Stoltenberg, ha instado a Rusia a liberar "de inmediato" los barcos ucranianos que apresó el domingo. Stoltenberg aseguró que "no existe ninguna justificación para el uso de la fuerza militar" contra la flotilla ucraniana y reclamó a Rusia que "garantice" la libertad de navegación y el acceso a los puertos por parte de Ucrania. "Las acciones tienen consecuencias", advirtió a Moscú. El jefe de la Otán ha recordado a Rusia que debe poner fin a su apoyo armado clandestino a los paramilitares en el este de Ucrania. "Los aliados no reconocerán la anexión ilegal e ilegítima de Crimea", agregó.

Estados Unidos, que acusó a Rusia ante la ONU de violar la soberanía ucraniana al capturar los tres barcos. Así lo señaló la embajadora estadounidense en la ONU, Nikki Haley, durante la sesión de emergencia convocada en el Consejo de Seguridad de Nueva York a petición tanto de Kiev como de Moscú. Poco antes, Rusia había lanzado la misma acusación contra Ucrania, al solicitar incluir en el debate la violación de la soberanía de Moscú por parte de Ucrania. La petición que fue rechazada por mayoría de los 15 miembros. La sesión continuó con la agenda propuesta por Kiev.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});