El Mundo

Turquía interceptó un avión civil sirio y denunció que traía armas de Rusia

Ankara. —Turquía denunció que un avión de pasajeros sirio obligado a descender por su fuerza aérea y que volaba de Moscú a Damasco, transportaba armas rusas. Siria y Rusia negaron la...

Viernes 12 de Octubre de 2012

Ankara. —Turquía denunció que un avión de pasajeros sirio obligado a descender por su fuerza aérea y que volaba de Moscú a Damasco, transportaba armas rusas. Siria y Rusia negaron la denuncia y afirmaron que Turquía incurrió en "piratería aérea". El incidente agrava las ya altas tensiones en la región. El trasfondo del conflicto es la guerra civil siria, en la que Turquía sostiene abiertamente a la rebelión contra el régimen sirio de Bashar Assad, a su vez firme aliado de Rusia.

"Está claro quién es el remitente del material militar y está claro quién lo recibe. Lo envía una empresa rusa que exporta armas y munición, similar a nuestra MKE", declaró el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, aludiendo a la compañía estatal turca de armamentos. "El destinatario del material es el ministerio de Defensa sirio; ustedes podrán adivinar de qué tipo de material se trata", ironizó el premier durante una rueda de prensa transmitida por televisión. "No se puede transportar este tipo de material en un avión civil", acusó Erdogan. El mandatario agregó que las autoridades se encuentran investigando todo el material confiscado y que emitirán una declaración "cuando hayamos concluido con ese proceso". Sobre el material, sin embargo, había pocas precisiones: al parecer se trataría de unos 300 kg de componentes de misiles. Rusia es el primer abastecedor de armamentos de Siria, y un aliado estratégico del régimen de Assad. Poco después de las declaraciones de Erdogan, la Cancillería turca informó que convocó al embajador de Rusia.

Las reacciones siria y rusa no se hicieron esperar. "Rusia exige a las autoridades turcas explicaciones sobre la justificación de estos actos", dijo el ministerio ruso de Relaciones Exteriores en un comunicado, en el que acusa a Ankara de "poner en peligro a los pasajeros", entre los que se encontraban 17 rusos. Acerca de las acusaciones del transporte de armas, no hubo ninguna mención en el comunicado del ministerio ruso, que en general no escatima explicaciones. El presidente ruso, Vladimir Putin, canceló un viaje a Ankara previsto para el próximo lunes, informó el Kremlin.

Siria, por su parte, acusó a Turquía de "comportamiento hostil" y "piratería aérea" por haber interceptado el avión de su compañía nacional y pidió la "restitución íntegra" del material decomisado. Es un "comportamiento hostil y reprensible y una señal adicional de la política hostil del gobierno de Erdogan, que alberga a rebeldes y bombardea el territorio sirio", acusó el ministerio sirio de Exteriores. Siria agrega que las autoridades turcas "inspeccionaron el avión, maltrataron a su tripulación y mantuvieron en cautiverio a los pasajeros durante largas horas". Según la dirección de la compañía Syrian Air, los "aviones militares turcos obligaron al avión a aterrizar sin prevenir al piloto para una inspección. Por lo cerca que estaban los aviones militares, podría haberse producido un accidente".

Turquía rechazó todas estas acusaciones. La noche del miércoles, dos cazas turcos interceptaron al Airbus 320 sirio y lo obligaron a descender en el aeropuerto de Ankara, donde fue requisado. Horas después pudo continuar vuelo a Damasco. Llevaba 37 pasajeros, según la versión turca del incidente.

Con posterioridad al incidente, los aviones civiles turcos comenzaron a evitar por completo el espacio aéreo sirio, declarado "inseguro". El episodio tensa aún más la ya deteriorada relación entre ambas naciones, recalentada tras un bombardeo sirio la semana pasada sobre un poblado turco que mató a una familia completa. Turquía reaccionó con un fuerte bombardeo de posiciones militares sirias. Desde ese día, son casi cotidianos los cruces de artillería desde ambos lados de la extensa frontera sirio-turca. Esta es clave para la resistencia armada a Assad, que la utiliza como su retaguardia y por donde huyen miles de refugiados civiles sirios.

Alerta militar.Según medios de la región, el ejército turco fue puesto ayer en estado de alistamiento y sus mandos ordenaron dar una fuerte respuesta a una eventual nueva agresión siria. En junio pasado, Siria derribó un caza turco en espacio aéreo internacional, sobre el Mediterráneo. La tripulación murió. En ese momento, Turquía comenzó a movilizar tropas y unidades antiaéreas hacia la frontera con Siria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS