El Mundo

Trump quiere dejar sin ciudadanía a los hijos de extranjeros nacidos en EEUU

La polémica medida se aplicaría para quienes están en situación ilegal dentro del país y no para aquellos con permiso de residencia.

Miércoles 31 de Octubre de 2018

El presidente estadounidense, Donald Trump, jugó ayer otra fuerte carta contra la inmigración en la recta final hacia las elecciones legislativas, al declarar que quiere ponerle fin al derecho constitucional a la ciudadanía para los niños nacidos en el país de padres que no la tienen, algo que, según los especialistas, no podrá concretar de manera unilateral. Trump hizo su propuesta justo cuando busca energizar a sus bases y ayudar a su Partido Republicano a mantener el control del Congreso y mientras una caravana de migrantes centroamericanos avanza hacia la frontera entre México y Estados Unidos.

Falso concepto

Su gobierno anunció el lunes que enviará esta semana 5.200 soldados a la frontera que se unirán a los 2.500 efectivos de la Guardia Nacional para hacer frente a la caravana, y el lunes dijo que los migrantes deberán esperar el procesamientos de sus solicitudes de asilo en "ciudades de carpas" que Estados Unidos está dispuesto a levantar, pero no en albergues costosos. "Somos el único país en el mundo donde una persona viene y tiene un bebé, y el bebé se convierte en un ciudadano de Estados Unidos por 85 años, con todos los beneficios", indicó ayer. Trump parecía no saber que Canadá y la mayoría de los países latinoamericanos, entre ellos Argentina, tienen normas similares que otorgan la ciudadanía a los nacidos en su territorio. "Es ridículo. Ridículo. Y tiene que acabar", agregó.

Expertos en temas legales afirman que Trump no tiene autoridad para negar la ciudadanía mediante una orden ejecutiva. Omar Jadwat, director del Proyecto sobre los Derechos de los Inmigrantes de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York, dijo ayer que la Constitución es muy clara al respecto. "Si uno nace en Estados Unidos, es ciudadano", afirmó. "Es escandaloso que el presidente crea que puede desconocer las garantías constitucionales mediante una orden ejecutiva". Indicó que Trump puede promover en el Congreso una reforma a la Constitución, "pero no creo que eso vaya a ninguna parte por ahora". Pero incluso si lo consiguiera, "eso también estaría sujeto a cuestionamientos legales".

Durante la campaña electoral de 2016, Trump ya exploró la idea, aunque los expertos consideran que se enfrenta a notables obstáculos y desencadenaría un prolongada batalla legal por ser parte explícita de la Constitución del país, en su demimocuarta enmienda. "Siempre me dijeron que necesitabas una enmienda constitucional. ¿Sabes qué? No hace falta (...) Ahora dicen que puedes hacerlo solo con un decreto", dijo Trump, quien no ofreció detalles al respecto y se limitó a señalar que había discutido la cuestión con sus asesores legales de la Casa Blanca.

Política de mano dura

El plan estaría dirigido a los hijos e hijas de inmigrantes en situación ilegal en el país y no se aplicaría a personas con permiso de residencia. Desde su llegada a la Casa Blanca en 2016, el mandatario republicano aplicó una política de mano dura contra la inmigración y llegó a prohibir la entrada en EEUU de los ciudadanos de varios países de mayoría musulmana al asegurar que suponía un riesgo para la seguridad nacional.

El endurecimiento de su política migratoria coincide con el final de la campaña electoral para las legislativas del 6 de noviembre, en las que los republicanos buscan mantener la mayoría en el Congreso. La propuesta de Trump también coincide con la gran atención que generó la caravana de migrantes que, huyendo de la pobreza y la violencia en sus países de Centroamérica, avanza a pie o en vehículos hacia la frontera entre México y Estados Unidos, con el sueño de poder entrar y vivir en suelo estadounidense.

Trump anunció su intención de construir "ciudades de carpas" donde detener a los miembros de la caravana migratoria y a los centroamericanos que pidan asilo mientras se resuelven sus solicitudes. "Vamos a construir ciudades de carpas, vamos a poner carpas por todos lados, no vamos a construir estructuras —gastar cientos de millones de dólares—, vamos a tener carpas, van a ser muy bonitas, y (los migrantes) van a esperar, y si no reciben asilo se van a ir", dijo Trump.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});