El Mundo

"Trump prepara el camino para otros anuncios opuestos"

Mientras los medios internacionales repiten la condena a la medida, el analista israelí Ron Ben Yishai ve el asunto con muchos más matices.

Domingo 10 de Diciembre de 2017

El punto de vista de los analistas israelíes es raramente reflejado por los medios internacionales en estos días de "ira" palestina y árabe por la decisión de Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel. Entre los analistas de los medios israelíes destaca Ron Ben Yishai, un histórico comentarista del diario Yehdiot Ahrohonot (Ynetnews en internet). Militar retirado, famoso corresponsal de guerra—es mítica su cobertura de la batalla de Beirut en 1982— y desde hace años especialista en los complejos balances militares y políticos de la región, Yishai escapa a los radicalismos de uno y otro lado y se concentra en estudiar los efectos que tienen decisiones como la que tomó Trump.

   Para él, el reconocimiento de Jerusalén, "que era como la música para los oídos israelíes, puede que tenga como objetivo preparar el camino para futuros anuncios a favor de los palestinos". Mientras tanto, el presidente palestino Abbas "parece entender que lo que se ha hecho está hecho, y que la violencia no hará que Trump retracte su declaración". El anuncio de Trump "es un acto histórico que ninguna protesta árabe podría revertir. La declaración impulsa el reconocimiento internacional del Estado judío con Jerusalén como su capital, estableciendo un hecho que otros países del mundo —incluidos los Estados árabes— tarde o temprano también adoptarán".

   Sin embargo, "debemos tomar nota del hecho de que Trump no habló de la 'Jerusalén indivisible', sino de una Jerusalén abstracta, e incluso mencionó que su decisión no determina las fronteras municipales de Jerusalén como capital del Estado de Israel, ni las fronteras permanentes del Estado judío. Su evasión de estas cuestiones es intencional y su objetivo es subrayar que aún no ha retirado su plan de llegar al 'acuerdo del siglo' para poner fin al conflicto palestino".

   El objetivo de evitar determinar las fronteras de Jerusalén y las fronteras de Israel "es permitir que los palestinos y los Estados árabes, tras un cierto período de protesta, regresen y participen en los esfuerzos por reactivar el proceso de paz. Esa es exactamente la razón por la que Trump declaró que la única solución que ve ante sus ojos son dos Estados 'si ambos lados están de acuerdo', recordándonos una declaración previa en su reunión con el primer ministro Benjamin Netanyahu en la Casa Blanca, en la que dijo que estaba abierto a dos Estados o a un Estado para dos pueblos, según 'el gusto de ambos partidos'". Ahora, "dejó nuestra opción de un Estado y sólo mencionó dos Estados para dos pueblos".

   La pregunta es por qué Trump "decidió hacer su anuncio en este momento en particular. La configuración de la Casa Blanca indica que el tiempo del anuncio fue dirigido a los oídos cristianos en vísperas de Navidad. Mientras el presidente hablaba, los espectadores podían ver los árboles de Navidad y adornos detrás de él, la chimenea, así como la bandera de los EEUU y la bandera del presidente y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de los EEUU. Todo esto estaba dirigido a complacer a los ciudadanos cristianos de Estados Unidos y mostrarles que Trump está cumpliendo sus promesas electorales en la víspera de su primera Navidad en el cargo".

   El anuncio también estaba destinado "a los oídos de los votantes judíos, por supuesto, y quizás principalmente a los oídos de su yerno, Jared Kushner, el embajador de Estados Unidos en Israel David Friedman y los líderes judíos, cuyo apoyo Trump necesita ahora mismo para sobrevivir a los tiempos difíciles que atraviesa en la Casa Blanca".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario