El Mundo

Trump impuso sanciones a Iránque no le permitirán financiarse

Cerró fuentes de fondos del banco central de Teherán que según Washington iban a dar a las milicias shiítas y al Hezbolá libanés

Sábado 21 de Septiembre de 2019

El presidente estadounidense Donald Trump anunció nuevas sanciones contra Irán, en medio de la tensión suscitada por el ataque misilístico contra dos instalaciones petroleras de Arabia Saudita, tanto este país como Estados Unidos culpan a Teherán. Las sanciones son de tipo financiero y asfixian aún más al régimen islamista de Teherán, ya golpeado por previas medidas de Washington. Los rebeldes de Yemen se hicieron responsables del ataque, que dejó fuera de servicio a más del 50 por ciento de la capacidad productiva del reino saudí. Muchos analistas relativizan esta afirmación, dadas las limitadas capacidades de los rebeldes para atacar al corazón productivo y más defendido de su poderoso vecino.

Sobre las sanciones de Washington a Teherán, "estas son las mayores sanciones impuestas nunca contra un país", ha sostenido Trump, que antes había amenazado con acciones militares contra Irán. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, detalló que las sanciones "cortarán todas las fuentes de fondos a Irán", incluido su fondo de riqueza soberana. Según el comunicado del Departamento del Tesoro, se ha sancionado al Banco Central de Irán (CBI), al que se señala como financista de la Guardia Revolucionaria iraní, a la Fuerza al Quds de esta fuerza paramilitar y a la milicia shiíta libanesa Hezbolá. La sanción alcanza al Fondo Nacional para el Desarrollo de Irán (NDF), el fondo soberano del país, y a Etemad Tejarate Pars, una empresa iraní empleada para encubrir transferencias por compras militares por parte del NDF. "El Banco Central de Irán y el Fondo Nacional de Desarrollo tenían como fin salvaguardar el bienestar de los iraníes pero en su lugar han sido usados por este régimen corrupto para transferir las reservas de divisas de Irán a grupos terroristas", ha denunciado Mnuchin.

Estados Unidos ya había impuesto sanciones contra el Banco Central y el sistema financiero del país de forma más general. Los bienes del banco en Estados Unidos están congelados y la institución está sujeta a sanciones secundarias. De hecho, las limitaciones que impuso Washington redujeron las ventas de petróleo de Irán en un 50 por ciento, dañando severamente su economía. Las sanciones comenzaron a regir en noviembre pasado. Irán habría reaccionado mediante una guerra no declarada en el Golfo, donde han sufrido misteriosos ataques petroleros abastecidos en Arabia Saudita y Emiratos. Finalmente, el pasado sábado 14 de septiembre, ocurrió el ataque con unos 25 drones y misiles de origen no precisado, que dañó el mayor complejo de procesamiento de petróleo de los saudíes. La inteligencia saudí y de Washington señala a Irán, dado que los drones y misiles cuyos restos fueron recuperados son de fabricación iraní.

"Es muy malo lo que está ocurriendo con Irán. Se está yendo al infierno", comentó Trump ayer desde el Despacho Oval, instando a la República Islámica a abandonar el terrorismo. "Cuando van con todo contra nosotros, no hay ninguna manera de que ganen", ha defendido el mandatario, asegurando que Irán está en "quiebra".

La administración Trump comenzó a reinstaurar las sanciones contra Irán que había levantado tras la firma del acuerdo nuclear en 2015, después de que el presidente decidiera sacar al país del pacto en mayo de 2018.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario