El Mundo

Trump e Irán escalan la confrontación y ahora la llevan al terreno nuclear

Teherán se retiró del acuerdo de 2015 y enriquecerá uranio sin límites. El estadounidense respondió que "nunca" tendrá armas atómicas.

Martes 07 de Enero de 2020

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que Irán "nunca tendrá un arma nuclear", luego de que el país islámico anunciara que se retira del acuerdo nuclear de 2015 y que retoma el enriquecimiento de uranio por encima de los límites establecidos en ese documento. Con esta decisión de Teherán, el acuerdo nuclear trabajosamente logrado por Barack Obama y las potencias europeas en 2015 ha dejado de existir de hecho. Mientras tanto, en Teherán se desarrolló una impresionante ceremonia fúnebre en honor del general Qassem Soleimani, muerto el viernes pasado por un misil de Estados Unidos en Bagdad (ver aparte). La eliminación del militar más influyente del régimen iraní causó una escalada que ha dejado a la región al borde de la guerra.

Con un mensaje breve en Twitter en letras mayúsculas, el mandatario norteamericano salió al cruce del anuncio iraní sobre la interrupción de todos sus compromisos nucleares. "Irán nunca tendrá un arma nuclear!", escribió Trump para responder la decisión iraní que anunció que "la República Islámica de Irán pondrá fin a sus limitaciones finales en el acuerdo nuclear" internacional de 2015. "El programa nuclear de Irán eliminará todas las restricciones de su producción de uranio, incluyendo el porcentaje de enriquecimiento y la cantidad de uranio enriquecido, así como las limitaciones a su investigación y desarrollo", precisó la misiva de Teherán.

En 2015, Irán, Rusia, China, Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos firmaron un pacto para que toda la actividad nuclear iraní esté bajo la supervisión de la Asociación Internacional de Energía Atómica, un organismo de la ONU.

En mayo de 2018 Trump retiró a su país del tratado y reactivó las sanciones económicas contra Teherán. Esto llevó a una escalada, que se agravó en mayo, cuando Irán inició una retirada por etapas del tratado nuclear, a la vez que lanzaba operaciones ofensivas en el Golfo contra los aliados árabes de Estados Unidos, pero sin reconocer la autoría de esos ataques.

Ahora Irán dejará de respetar por completo el acuerdo nuclear de 2015. Teherán se considera desvinculado de los límites fijados en el pacto en materia de enriquecimiento de uranio. El enriquecimiento es clave para armar una bomba nuclear. Teherán siempre ha mantenido que su programa tiene exclusivamente fines civiles, pero su conducta en el pasado indica lo contrario: ocultó a la ONU sectores críticos del programa y tiene actividades vinculadas, como el desarrollo de misiles de largo alcance.

El gobierno de los ayatolás había venido dando pasos de alejamiento del acuerdo desde mayo pasado, cuando Irán hizo el primer recorte en sus compromisos, siempre en lo referido al enriquecimiento de uranio. En los últimos meses ha intensificado el enriquecimiento de uranio y el resto de los firmantes (Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China) han tratado de que el acuerdo no se desmorone, a la vez que han exigido a Teherán que cumpla lo firmado. Irán actualmente enriquece a un nivel del 4,5 por ciento, por encima del nivel establecido en el pacto nuclear (3,67 por ciento) y por debajo del umbral que alcanzó antes del acuerdo (20 por ciento) y del necesario para armar una cabeza atómica (90 por ciento). Pero con la tecnología del enriquecimiento "en cascada" mediante el uso de cadenas de centrífugas, el enriquecimiento puede escalar rápidamente. Esto es lo que podrá hacer ahora Irán. Sin embargo, Teherán aseguró que mantendrá la "cooperación" con la agencia nuclear de la ONU, la AIEA, que lleva a cabo las tareas de inspección.

El jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, manifestó su "profundo lamento'' ante la noticia y agregó que la implementación completa del acuerdo nuclear "ahora es más importante que nunca, para la estabilidad regional y la seguridad global''.

En medio de una marea de retórica y amenazas de venganza contra EEUU, el anuncio sobre la desvinculación del acuerdo nuclear es la primera medida tangible del régimen iraní.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario