El Mundo

Trump dijo que China mueve tropas a la frontera con Hong Kong, pero pide calma

El presidente citó informes de inteligencia de EEUU. Mientras, las protestas siguen en el territorio semiautónomo y paralizan el aeropuerto hace días.

Miércoles 14 de Agosto de 2019

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo ayer que el gobierno de China "está moviendo tropas a la frontera con Hong Kong" y pidió calma, en medio de crecientes protestas prodemocráticas en el territorio semiautónomo chino.

En su cuenta de Twitter, Trump dijo que no podía entender por qué mucha gente lo culpa a él o a su gobierno por las revueltas en Hong Kong, luego de que la Cancillería china, enojada, pidiera a Estados Unidos que no se entrometiera en sus cuestiones internas.

"Nuestra inteligencia nos ha informado que el gobierno chino está moviendo tropas a la frontera con Hong Kong. Todos deben estar calmos y seguros!", dijo Trump en Twitter.

"Muchos me culpan a mí, y a Estados Unidos, por los problemas que están sucediendo en Hong Kong. No puedo imaginarme por qué", agregó.

Las manifestaciones comenzaron hace 10 semanas por la oposición de millones de jóvenes a una ley que permite las extradiciones a China, pero rápidamente se convirtieron en una batalla para revertir un retroceso en los derechos y las libertades en la sureña ciudad china.

Manifestantes volvieron a tomar el aeropuerto de Hong Kong e impidieron la salida y llegada de centenares de vuelos, lo que indignó a la gobernadora del Estado, Carrie Lam, y a las autoridades chinas.

Los manifestantes vestidos de negro volvieron a ocupar las instalaciones de la terminal por segundo día consecutivo —tras varias tomas, la semana pasada— con pancartas, lienzos, mientras coreaban consignas, lo que obligó a las autoridades a suspender todos los vuelos de salida y llegada, un día después de que otra manifestación similar dejara 300 vuelos cancelados.

Esta nueva manifestación en la terminal aeroportuaria —una de los más activas del mundo— se produce en momentos en que Beijing eleva el tono de las advertencias y envía nuevas señales de que las 10 semanas de disturbios deben terminar.

Ayer los medios estatales chinos reprodujeron casi en bucle varios videos en los que se ve una imponente movilización de fuerzas armadas en cientos de camiones militares en la ciudad de Shenzen, a escasos 20 kilómetros de Hong Kong.

El gobierno central chino había advertido que observaba "signos de terrorismo" en el movimiento de protesta, mientras la agencia oficial Xinhua denunciaba a "radicales violentos" que ponen a esta región Administraviva Especial al borde de un "abismo".

Bachelet

En otro frente, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se declaró "preocupada" por la violencia y aseguró que hay indicios "creíbles" que apuntan a una respuesta policial excesiva, por lo que reclamó la apertura de una "inmediata" investigación.

Bachelet recordó que los derechos a la libertad de expresión y manifestación están reconocidos por los convenios internacionales, si bien dijo que todos los asistentes a las protestas deben "expresar sus ideas de forma pacífica".

El gobierno de China rechazó lo que consideró una "declaración equivocada" de Bachelet al tiempo que la calificó como una "interferencia en sus asuntos internos".La representación diplomática de China en Ginebra, sede de la ONU, afirmó en un comunicado que las palabras de Bachelet "contradicen los hechos" y "envían la señal equivocada a los criminales violentos".

Los medios estatales chinos echaron más nafta, calificando a los manifestantes de "alborotadores". En tanto, videos difundidos mostraron a soldados y vehículos blindados maniobrando cerca de la ciudad de Shenzhen, que limita con Hong Kong.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario