El Mundo

Trump despidió a su asesor de Seguridad nacional

Discrepancias sobre Irán, Afganistán y otros asuntos de política exterior causaron la caída de John Bolton, un halcón belicista del ala dura.

Miércoles 11 de Septiembre de 2019

El presidente Donald Trump despidió ayer abruptamente a su asesor de seguridad nacional, John Bolton, debido a fuertes discrepancias sobre Irán, Afganistán y muchos otros asuntos de política exterior, entre los que se puede incluir la estrategia sobre Venezuela.

Ambos ofrecieron versiones diferentes sobre la salida poco menos que amistosa de Bolton, en lo que al final fueron los disparos finales de una relación mala desde el principio.

Trump tuiteó que le dijo a Bolton el lunes por la noche que ya no requería sus servicios en la Casa Blanca y que éste presentó su renuncia ayer por la mañana. Bolton respondió en un tuit diciendo que presentó su renuncia el lunes "y el presidente Trump dijo: «Hablemos mañana»".

Trump aseguró que "discrepaba enérgicamente" con muchas de las sugerencias de su asesor de línea dura, "al igual que otros en el gobierno".

La salida ocurre en un momento complicado para el gobierno de Trump a nivel mundial, semanas antes de la Asamblea General de Naciones Unidas y mientras el presidente enfrenta decisiones apremiantes sobre varios asuntos de política exterior.

Además, a medida que aumentaba la presión en medio de indicios de una desaceleración económica y crecientes problemas mundiales, Trump apoyaba cada vez más a aquellos subalternos que estuvieran dispuestos a defenderlo en televisión. Bolton tenía programadas tentativamente apariciones en un par de programas de entrevistas dominicales a finales de agosto, pero al final se echó atrás, diciendo que no se sentía cómodo con algunos de los planes del gobierno, lo que encolerizó al presidente.

En los últimos meses aumentó la tensión entre Bolton y el secretario de Estado Mike Pompeo por la influencia en la órbita del presidente y sobre cómo manejar el deseo del presidente de negociar con algunos de los personajes más desagradables del mundo.

Desde que ingresó al gobierno el año pasado, Bolton se sumó a los escépticos sobre el acercamiento apresurado del presidente con Corea del Norte y abogó contra la decisión que Trump tomó de retirar los soldados estadounidenses en Siria. Bolton ideó una campaña discreta dentro del gobierno para convencer a Trump que mantuviera las tropas en Siria con el fin de combatir a los restantes combatientes del Estado Islámico y la influencia iraní en la región.

La oposición de Bolton a una posible reunión entre Trump y el presidente iraní Hassan Rouhani fue un factor que precipitó la renuncia.

Trump también le facturó la fallida ofensiva sobre Venezuela que iba a suponer el final del régimen despótico venezolano en abril.

Bolton fue designado asesor en abril de 2018. Defendió los puntos de vista de una política exterior belicista que se remontaban a la presidencia de Ronald Reagan en la década de 1980 y se destacó por su apoyo a la guerra de Irak como embajador ante la ONU del presidente George W. Bush.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario