El Mundo

Trump declara estado de emergencia para construir el muro con México

Con la medida podrá echar mano a 6.600 millones de dólares de partidas de Defensa y el Tesoro, que sumará a los 1.400 que ayer le dio el Congreso

Sábado 16 de Febrero de 2019

El presidente Donald Trump declaró el estado de "emergencia nacional" para obtener fondos extraordinarios y cumplir su promesa de construir un muro en la frontera de Estados Unidos con México. A los 1.400 millones de dólares que le concedió ayer el Congreso a último momento, dentro de una ley para evitar un nuevo cierre federal, Trump, mediante los poderes excepcionales de la emergencia, sumará otros varios miles de millones, hasta llegar a los 8.000 millones. Esta cifra es superior a los 5.700 millones que buscaba el presidente inicialmente para la obra. Estados Unidos ya tiene buena parte de su frontera con México cubierta con cercas y defensas de diverso tipo (ver mapa). Tal como Trump anticipó ayer al anunciar la medida desde la Casa Blanca, un Estado, California, presentó una acción legal contra la iniciativa presidencial. Y la titular de la Cámara baja también prometió dar batalla contra la declaración de emergencia

"Vamos a enfrentar la crisis de seguridad nacional en nuestra frontera sur, de una manera u otra, tenemos que hacerlo", dijo Trump en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca. La medida de declaración de emergencia enfrentará una enérgica impugnación legal, tal como ocurrió apenas horas después. Pero la declaración y otros planes para mover dinero de las partidas federales le permiten a Trump iniciar finalmente la construcción del muro fronterizo, y al mismo tiempo evitar otro cierre parcial de la administración federal, que se habría desencadenado a medianoche de ayer sin una ley que sancionó en modo "express" el Congreso. Dentro de la ley hay 1.400 millones de dólares para el muro.

"Es una invasión"

Trump declaró una vez más que "los muros funcionan" y anunció que estaba firmando la declaración de emergencia. "Estamos hablando de una invasión de nuestro país", aseguró, en relación a la inmigración ilegal que llega desde México. En tono coloquial, el presidente predijo una pelea legal que terminará ante la Corte Suprema. "Tendremos una emergencia nacional, y entonces seremos demandados", dijo Trump, agregando que los tribunales de apelaciones bien podrían fallar en contra de su decisión. "Entonces terminaremos en la Corte Suprema, y con suerte tendremos un trato justo, y ganaremos en la Corte Suprema", vaticinó.

Apenas minutos más tarde, el gobernador de California y el procurador general de este Estado anunciaron que "probablemente" demandarán a Trump por su declaración del estado de emergencia. El gobernador demócrata Gavin Newsom y el procurador Xavier Becerra hicieron el anuncio. Becerra dijo que no hay emergencia alguna en la frontera y que Trump no tiene la autoridad para hacer la declaración. Newsom ha iniciado numerosas causas legales contra la administración Trump, y posiblemente se le sumarán otros gobernadores demócratas.

Pero ¿cómo pasará Trump de los 1.400 millones que le concedió el Congreso a los 8.000 millones que ayer decía la Casa Blanca que va a obtener para el muro? Un alto funcionario le dijo a Fox News que la Casa Blanca planea sumar 3.000 millones de dólares que podrían desviarse gracias a la declaración de emergencia. Ese monto incluye unos 600 millones del fondo para confiscaciones del Departamento del Tesoro. Ese dinero es considerado "dinero fácil", que la Casa Blanca puede usar casi como quiera. También se espera que tome dinero del Departamento de Defensa destinado a la lucha contra las drogas. Pero al declarar la emergencia, Trump también iría por el presupuesto de construcción militar del Departamento de Defensa, unos de 3.500 millones de dólares.

En una muestra poco habitual de bipartidismo, los legisladores votaron el jueves por otorgar fondos a amplios sectores de la administración pública federal y evitar así una repetición del cierre parcial reciente. El monto asignado por esta ley de trámite rápido al muro, 1.400 millones de dólares, no se acerca a los 5.700 millones solicitados por Trump. Según calculó la agencia AP, "financiará apenas la cuarta parte de los 322 kilómetros" a los que aspira Trump para construir este año. Claro que el kilometraje depende del tipo de obra que se encare. Por ejemplo, muchos tramos de la valla ya existente, erigida en gran medida por los demócratas en los años 90, son rejas metálicas y no verdaderos muros.

A pesar de la oposición de los legisladores demócratas y algunos republicanos a la declaración de emergencia, Trump responde así a las presiones de su base electoral y evita dar la apariencia de una derrota en la batalla por el muro. Era esta precisamente, la imagen que los medios demócratas intentaban instalar ayer: el portal Politico.com titulaba "Un frustrado Trump ataca tras la derrota en la frontera".

Batalla recién iniciada

Pero la batalla recién comienza. En un comunicado conjunto, la presidenta de la Cámara baja, la demócrata Nancy Pelosi, y el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijeron que la declaración de emergencia es "una medida ilegal, un abuso grosero del poder de la presidencia y un intento desesperado de ocultar que Trump no ha sido capaz de obligar a México a pagar el muro", como ha prometido desde su campaña en 2016. "El Congreso defenderá nuestras autoridades constitucionales", dijeron. Se negaron a aclarar si se referían a demandas judiciales o resoluciones para impedir que Trump derive fondos a la construcción del muro.

Los fiscales generales demócratas en varios Estados dijeron que estudiarán medidas legales. El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, dijo al presidente a través de Twitter que "nos veremos en el tribunal".

adelante. Gesto de Trump ayer, durante un acto en el Jardín de las Rosas en la Casa Blanca,

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});